martes, 30 de noviembre de 2021

DESCIFRANDO EL HANSATSU

Este año que pronto empieza va ser mi décimo aniversario como bloguero numismático. En febrero de aquel ya lejano 2012 encontré la inspiración necesaria para empezar a publicar artículos en unos curiosos billetes que la numismática británica Coincraft vendía como "bookmark money" (dinero marcapáginas). Nada más verlo en su catálogo, no tardé ni dos segundos en encargar uno, y no me decepcionó en absoluto. Su diseño, aunque un tanto sobrecargado de ilustraciones, caracteres y diferentes sellos, me pareció atractivo e inspirador, y su buen estado hacía difícil creer que el hansatsu, dinero local japonés de la era Tokugawa, se tratara de un papel moneda de más de un siglo de antigüedad. 

No obstante, hubo algo que me resultó un poco frustrante, y era el hecho de que no era capaz de entender el dinero hansatsu en absoluto. Me faltaban todavía unos pocos años para estudiar chino, y mi conocimiento de la Historia de Japón se limitaba al siglo XX, por lo que me puse manos a la obra y comencé a documentarme. No encontré mucha información en aquel momento pero me sirvió como punto de partida, siempre con la idea de continuar aprendiendo más acerca de estos peculiares billetes. Y en ello he estado estos años...



Gracias a David Lok y su fantástica página web  http://www.banknoteden.com/ (y también, por qué no, a los conocimientos que he adquirido de la lengua y la cultura china estos últimos cuatro años) he podido comprender mejor estos misteriosos billetes, no solo en términos de contenido (fecha y valor principalmente) sino también en su faceta cultural y estética. En fechas recientes Santiago Blanco, numismático argentino y estudioso del dinero oriental, publicó un interesante artículo en el que describía los contenidos de un hagaki con el que yo casualmente contaba en mi colección. Los hagaki son normalmente confundidos con los hansatsu ya que poseían una estética muy parecida y circularon en la práctica, pero se trataba de notas o cheques emitidos por comerciantes locales de prestigio, consistentes en depósitos de bienes y mercancías (sobre todo arroz pero también aceite, sal, pescado o sake) por determinadas sumas de dinero. 

Así pues, con toda esta información, por fin puedo dedicarme a "descifrar" la información contenida en los hansatsu. Se trata sin duda de una tarea tan complicada como apasionante. Es importante, si alguna vez os ponéis a ello, tener una cierta predisposición al gusto por la cultura oriental, ya que por lo general jamás veremos en los hansatsu nada que pueda resultarnos remotamente familiar. Todo lo que nos vamos a encontrar son caracteres kanji, escritura japonesa basada en sinogramas importados de la escritura china. Un conocimiento previo de las lenguas japonesa o china es preferible pero por lo general nos puede bastar con conocer los numerales y algunos caracteres recurrentes, así como contar con tablas de fechas y valores, como veremos a continuación. 

Con estos instrumentos podremos dar con las pistas suficientes para proceder a la clasificación de billetes hansatsu o hagaki. Estas pistas son principalmente las siguientes:   

Valor: suele expresarse con mucha claridad, con caracteres grandes y escritura cursiva de forma vertical en el centro del anverso. Lo más habitual será encontrar los valores expresados en plata pero  podemos encontrarnos hansatsu expresados en valores de oro, cobre y especie. La moneda japonesa de la era Tokugawa se organizaba en torno a un complejo sistema trimetálico en el que oro, plata y cobre tenían sus propios subsistemas y denominaciones:

  • Moneda de oro: la principal denominación era el ryo, que equivalía a 4 bu. Cada bu, a su vez, se dividía en 4 shu (por tanto 16 shu equivalían a un ryo)
  • Moneda de plata: la principal denominación, que veremos en la mayor parte de los hansatsu, es el monme (). Cada monme se dividía en 10 fun.
  • Moneda de cobre: la unidad básica era el mon, la moneda de cobre redonda con agujero central cuadrado. 1.000 mon constituían un kanmon.

Entre los diferentes metales, se estableció un cambio oficial de 1 ryo equivalente a 50 monme de plata (que pasaría a 60 a partir del año 1700) y 4.000 mon de cobre.

Fecha: es más difícil de identificar que el valor pero gracias a los numerales (el sistema de numeración chino recuerda en muchos aspectos la numeración romana) y a la identificación de las unidades de tiempo (principalmente los caracteres que expresan mes 月 y año ) podremos saber por dónde van los tiros. 

La dificultad principal aquí radica en que la fecha no va a ser exacta, sino aproximada, y tendremos que ceñirnos a dos factores propios de Asia oriental con los que no estamos familiarizados:

  • La era o 年号nengō, literalmente “nombre del año”, acompañada en muchos casos de numerales. Las eras son la base de la forma tradicional japonesa de medir el tiempo, y suelen hacer referencia a momentos históricos o especialmente auspiciosos. Normalmente van asociadas al comienzo de un reinado, pero pueden también fijarse como consecuencia de acontecimientos relevantes como desastres naturales o conflictos. Durante el periodo Tokugawa podemos encontrar reinados con más de una era por lo que si queremos averiguar la fecha de un hansatsu es conveniente contar con una tabla en la que los nengo estén organizados cronológicamente con sus correspondientes kanji (v. www.banknoteden.com) 
  • Símbolos y caracteres zodiacales propios de la astrología china, divididos en doce animales (conejo, caballo, tigre, ratón, cerdo, dragón, serpiente, cabra, mono, gallo, perro y buey) y cinco elementos (fuego, madera, tierra, metal y agua). Es habitual encontrar dos caracteres, correspondientes a un animal y a un elemento, por lo que también aquí tendremos que contar con un listado que indique a qué año corresponde cada combinación (de nuevo, v. www.banknoteden.com). Por ejemplo, , “tsuchinoto mi” se refiere a “tierra” y “serpiente”, que en este calendario zodiacal podría ser 1629, 1689, 1749, 1809 y 1869 (en todos los casos se siguen ciclos de 60 años).

Procedencia: la parte más complicada de descifrar, ya que no solo debemos conocer la denominación en kanji de las diferentes localidades japonesas que emitieron hansatsu sino que además en muchos casos se trata de lugares que han cambiado de nombre en la actualidad. En algunos casos podremos encontrar también el nombre del daimyo o señor feudal, pero para poder descifrarlo por nuestra cuenta no solo tendremos que contar con una agudeza visual fuera de lo común, sino también con un avanzado conocimiento en lenguas orientales. 

Así pues, y sin más dilación, procederemos a examinar dos interesantes ejemplos, uno de un hansatsu de mediados del siglo XVIII y otro de un hagaki del final de la era Tokugawa:

Hansatsu (anverso)

Valor: 1 monme de plata, claramente expresado en el centro en vertical 銀壹匁 (plata 1 monme)

Fecha: expresada en los caracteres a la derecha de la denominación: (de arriba abajo): Era Enkyo 延享, 1745.Utilizando símbolos zodiacales tenemos “kinoto ushi” , madera-buey encima del carácter correspondiente a año , que confirma el año 1745 como fecha de emisión.





Hansatsu (reverso)

La procedencia se puede ver en la parte de arriba: provincia de Washu 和州 han de Shibamura 芝村藩actualmente la prefectura de Nara al sur de la isla de Honshu.





Hagaki (anverso)

Valor: en la parte de abajo, en el centro puede leerse 5 fun en plata (代银五ト分) en pescado, arroz, sal, aceite, sake y miso (arriba a la derecha podemos distinguir algunos de los bienes incluidos como arroz  aceite , pescado)

Fecha: puede verse en la parte de arriba a la izquierda: séptimo mes (七月) año del caballo  (), es decir, 1870

 




Hagaki (reverso)

Podemos distinguir la procedencia: Nagoya (名古屋) en la provincia de Owari, prefectura de Aichi en la actualidad (parte de arriba, segunda columna por la izquierda). También es reconocible la firma del comerciante en vertical en la parte de abajo: 山田半三郎 Yamada Hansaburo. 




Ni que decir tiene que, diez años después de comenzar Curiosidades Numismáticas, ha sido un inmenso placer comprender por fin la razón que me llevó a escribir acerca de la numismática y la notafilia. Desde aquí, doy las gracias a personas como David y Santiago que emplean su tiempo en acercarnos maravillas como estas.

Referencias:

Blanco, S. "Acerca de un interesante tipo de hagaki y su correcta clasificación" (Gaceta Numismática, 195 - Junio de 2018)

The Banknote Den (www.banknoteden.com)

Blanco, S. Glosario Numismático de Extremo Oriente – Adventus Numismática Antigua, 2019

https://www.imes.boj.or.jp/cm/english/history/

https://www.japanese-wiki-corpus.org/history/Hansatsu%20(a%20Han%20Bill).html

 

 

·     

sábado, 13 de noviembre de 2021

HOMENAJES NUMISMÁTICOS: TAIWAN

Una curiosidad suele llevar a otra, y mientras preparaba la entrada anterior reparé en que, desde hace tiempo, cuento con un billete de polímero realmente curioso en mi colección: 50 dólares de Taiwán (NTD) de 1999. Como tantos billetes hechos de este material, se trata de una emisión conmemorativa del nacimiento, precisamente, del dólar de Taiwán en 1949, año en que el Kuomintang de Chiang Kai Shek tuvo que conformarse con controlar únicamente la antigua isla de Formosa frente al imparable avance comunista. No era gran cosa, pero suponía la supervivencia de la República de China, herida de muerte durante los años anteriores por su carácter corrupto, ineficiente y autoritario. 

50 NTD de polímero conmemorativos del 50 
aniversario del NTD en 1999

Existen muchos billetes y monedas que homenajean monedas antiguas. En este blog hemos tenido el placer de ver ejemplos como los de Grecia o China, lugares que se caracterizan por haber alumbrado las primeras formas monetarias de la Historia. Lo original del billete de hoy es que está dedicado a antiguos billetes que, de forma un tanto nostálgica, aparecen flotando en su anverso como hojas otoñales. Y es que nos recuerda que Taiwán, como depositario del sistema que los nacionalistas querían para su país, fue continuador de la tradición notafílica que se había iniciado unas décadas antes. 

Como ya tuvimos ocasión de ver hace unos años en la entrada el yuan de Taiwán, se trataba de una moneda en principio destinada a la provisionalidad. Tras la Segunda Guerra Mundial, cuando se restableció la soberanía de la antigua isla de Formosa a la República de China después de 50 años de ocupación japonesa, se estableció al dólar de Taiwán como la moneda que iba a circular en la isla durante el periodo de reincorporación. El encargado de ponerla en circulación sería un banco privado, el Bank of Taiwan Ltd. que a partir de ahora operaría como Bank of Taiwan a las órdenes del gobernador de la provincia. En Mayo de 1946 comenzó a circular el dólar taiwanés, que terminó corriendo la misma suerte que el yuan de la China continental, es decir, una inflación disparada. En Junio de 1949, pocos meses antes de que los nacionalistas se establecieran definitivamente en Taiwán, se puso en marcha el nuevo dólar taiwanés (NTD) a razón de 40.000 antiguos dólares por cada nuevo NTD. A finales de 1949, con el gobierno del Kuomintang ya instalado en la isla y el comunismo gobernando de forma efectiva la China continental, se aprobaron las "disposiciones temporales vigentes durante el periodo de rebelión comunista" mediante las cuales el NTD se convertía legalmente en la moneda en circulación en Taiwán. 

50 NTD de 1972, con Sun Yat Sen 

No obstante, esto no lo convertía estrictamente en moneda oficial, sino simplemente "de facto" (dada la naturaleza de un gobierno como el de Taiwán, muchas cosas son "de facto") La moneda oficial, al menos en teoría, seguía siendo el yuan o dólar de plata, y la máxima autoridad monetaria el Banco Central de la República de China que retomaría sus funciones en Julio de 1961. En la práctica, delegaría a una autoridad "provincial", el Banco de Taiwán, la emisión de una moneda "provincial", el nuevo dólar de Taiwán para la circulación en la isla. 

Puede resultar chocante la elección de la denominación "dólar", pero no debemos pensar que se trata de un acto de sumisión o adulación hacia Estados Unidos, el mayor protector de Taiwán en la región. Resulta simplemente del hecho de que "yuan" fue el término en chino mandarín escogido para denominar a la moneda de plata que (otra vez) "de facto" circuló en gran parte de China entre los siglos XVII y XIX: el real de a ocho o dólar español. 

10 yuanes del Central Bank of China de 1928, 
billete en el que se ve la denominación den "dollars"

Y ¿Qué significa exactamente yuan?. Puede tener diferentes acepciones, pero principalmente dos: cuando se escribe con el siguiente carácter , más informal, significa "primero, principal", y cuando se escribe con este 圆, más formal (y el que se refleja en los billetes) quiere decir "redondo". Eso si, no esperéis oír "yuan" de la boca de un chino cuando hable de su moneda porque normalmente utilizará el término kuài 块, es decir, trozo o pedazo (por favor, tened estos pequeños contratiempos presentes si decidís embarcaros en el estudio de este apasionante idioma). 

Trabajadores/as felices: 10 yuanes de 1965 de la RPC 

De hecho, es habitual encontrar el término "dollar" en numerosos billetes de la República de China anteriores a la Segunda Guerra Mundial. En cualquier caso, esta no fue la única tradición que mantuvo el gobierno de Taiwán en la emisión de su dinero. Mientras que en la República Popular se adoptaba el enfoque "trabajadores felices de diversos sectores económicos unidos en la construcción de glorioso paraíso socialista", tan extendido a ese lado del Telón de Acero, Taiwán continuó durante varias décadas reflejando en sus billetes los diseños que habían caracterizado la notafilia de la República de China. Sun Yat Sen, considerado el padre de la China moderna, siguió apareciendo en las emisiones, aunque ahora compartiendo más espacio con Chiang Kai Shek, que tuvo que trabajar muy seriamente en el mantenimiento de un estado derrotado en una guerra civil. Asimismo, se siguieron escogiendo diseños verticales, muy parecidos a los Custom Gold Units de 1930 

5 NTD de 1965, siguiendo del estilo
de las antiguas CGU


Pues bien, el billete de hoy homenajea estas tradiciones en los dos billetes que aparecen reflejados en él. Se trata de una emisión de polímero de 50 NTD de 1999 que conmemora el 50 aniversario del nacimiento de esta moneda en circunstancias verdaderamente excepcionales. Es difícil ver en detalle los dos billetes del anverso, pero parece que se trataría de 1 yuan de 1949 y 100 yuanes de 1987, es decir, la primera emisión junto con la más reciente del momento.


 

El cambio de siglo fue además un momento crucial en la historia de la moneda de Taiwán. El yuan o dólar de plata dejó de ser la moneda oficial legal en 1992, y no sería hasta el año 2000 en que el NTD pasara a ser la moneda oficial de la República de China tras más de medio siglo de circulación efectiva. Era sin duda el mejor homenaje que se podía hacer a una moneda que, lejos de ser provisional, había llegado para quedarse. 

https://museum.cbc.gov.tw/web/en-us/history/develop

https://en.wikipedia.org/wiki/Old_Taiwan_dollar

https://en.wikipedia.org/wiki/New_Taiwan_dollar

https://www.investopedia.com/terms/forex/t/twd-taiwan-dollar.asp

Translate