sábado, 30 de diciembre de 2017

LOS PRIMEROS BILLETES DEL MILENIO

No es la primera vez (y seguro no será la última) que comparto en mi blog artículos conmemorativos. Como sabéis los que me visitáis de vez en cuando, la Historia es uno de los aspectos que más me motivan en la búsqueda de curiosidades, por lo que todos aquellos productos numismáticos que rememoren hechos históricos concretos pueden siempre tener cabida aquí. No obstante, no es éste un tema en el que yo me prodigue especialmente, ya que por lo general prefiero aquellas monedas o billetes que han hecho historia, no los que la recuerdan, pero el billete de hoy me ha servido para reflexionar sobre ciertos aspectos que me gustaría compartir a continuación, coincidiendo con este 2017 que ahora termina. Cuando lo adquirí, pensé que podría tratarse de la primera emisión del tercer milenio, pero investigaciones posteriores pusieron en duda esta posibilidad.
Anverso del billete de 2 dólares fiyianos conmemorativo del año 2000

viernes, 15 de diciembre de 2017

LOS MOTES DE LA PESETA

Una de las características comunes de muchas monedas con contenido histórico y popularidad (tanto positiva como negativa) es el empleo de motes, algunos verdaderamente ingeniosos, para referirse a ellas. Hoy vamos a tratar el caso de nuestra querida peseta, pero en las más de 200 entradas que llevamos ya hemos podido analizar diferentes ejemplos en el mundo anglosajón. Es el caso del "Mercury dime" (10 centavos de plata) y el "Carter quarter" (1 dólar de 1979) en Estados Unidos o los descomunales "cartwheel pennies" y los enigmáticos "florines góticos" de Gran Bretaña. Si no fuera por piezas como estas mi blog sería claramente más pobre.

La introducción de la peseta en 1868 marcó un hito en la historia monetaria española. Contrariamente a lo que se piensa, no instauró el sistema decimal, pues éste había sido adoptado unos años antes, pero sí lo implantó de forma definitiva. El nuevo sistema buscaba la confirmación de una única unidad monetaria que racionalizara y simplificara el panorama existente hasta entonces, caracterizado por una caótica mezcla de piezas pertenecientes a diferentes épocas, regiones, sistemas y aleaciones. La peseta fue pronto aceptada por la población, tal y como demuestran su larga duración así como su pronta  incorporación al lenguaje de la calle y a la cultura popular, como veremos a continuación.  
Perra gorda y perra chica de 1870 (arriba) y de 1941 (abajo)
antes y después de sufrir los efectos de la inflación

Translate