viernes, 21 de febrero de 2014

MONEDAS CASH JAPONESAS

Hoy hace dos años que empecé a compartir curiosidades en este blog y empecé con el dinero hansatsu, papel moneda con forma de marca páginas emitido por las autoridades locales japonesas entre los siglos XVII y XIX para compensar la falta de moneda circulante en sus territorios. Para celebrar mi primer aniversario escogí unas monedas rectangulares con forma de pequeños lingotes, los shu, que ejemplificaban la complejidad del sistema monetario japonés previo a la Restauración Meiji de 1868. Para este segundo aniversario me gustaría presentar las monedas conocidas como kan’ei tsuho, las monedas cash más representativas, y por tanto más accesibles, del Japón de la era Tokugawa (ss. XVII-XIX) 
Anverso de dos monedas kan'ei tsuho


Japón fue el primer territorio fuera del control de China (aunque siempre bajo su órbita económica y cultural) que adoptó su modelo monetario. En el año 621, con el advenimiento de la dinastía Tang en China, se introdujo el modelo cash que perduraría hasta principios del siglo XX y que influiría en la emisión monetaria de varios países vecinos: el kai yuan tong bao. A finales del siglo VII y principios del siglo VIII Japón, que en siglos anteriores había utilizado monedas cash chinas del tipo ban liang o huo quan, comenzó a producir sus propias monedas en plata y cobre siguiendo el modelo chino del momento. No obstante, tras aproximadamente 250 años este sistema monetario entró en decadencia debido principalmente a dos razones: la inflación (por lo visto, en cada nueva emisión a las nuevas monedas se les asignaba un valor 10 veces superior al de las anteriores) y la sobreexplotación de metales. Así, a mediados del siglo X la economía japonesa hizo uso del dinero-mercancía, utilizando para las transacciones habituales el arroz (un valor seguro, ya que existía una gran demanda y a la vez era producido en grandes cantidades), la seda y el cáñamo, productos que mantuvieron durante todo este tiempo valores estables.
Reverso de las dos monedas kan'ei tsuho

No obstante, a partir del siglo XII los cambios políticos en China provocaron el retorno del uso de la moneda en Japón. La abolición de la servidumbre alrededor del año 1070 llevó a las autoridades chinas a dar un impulso a la emisión de monedas cash para que millones de trabajadores pudieran ahora recibir sus salarios en metálico. Se calcula que durante los siguientes 30 años se emitieron hasta 5.000 millones de cash por año, cantidades astronómicas que acabaron generando excedente, más aún durante una época en la que también proliferó el papel moneda en China. Este excedente fue utilizado en países vecinos y así, desde mediados del siglo XII hasta bien entrado el siglo XVI Japón vio satisfecha su demanda de circulante con un flujo constante de entrada de monedas chinas.

Anverso con los caracteres kan-ei (arriba y abajo) y
tsu-ho (derecha e izquierda)
A finales del siglo XVI este circulante se quedó insuficiente para toda la actividad comercial que desarrollaba Japón. De hecho, durante esta época fue habitual en muchas zonas la vuelta al empleo de productos como el arroz y la tela para efectuar pagos y transacciones. Tras un periodo de inestabilidad, la llegada al poder de Togugawa Ieyasu en 1603 inicia una era, en la que se intenta revitalizar el poder central frente a las aristocracias y clanes locales. Entre otras medidas se inició una reorganización monetaria que establecía un sistema centralizado de tres metales diferenciados (oro, plata y cobre) que pusiera fin a un desorden monetario en el que convivían antiguas monedas chinas con imitaciones producidas por poderes locales. Así, en 1636 se comenzaban a producir las monedas cash kan’ei tsuho, que durante más de 200 años hasta la Restauración Meiji de 1868 simbolizaron la denominación de bajo valor (el mon) en el sistema monetario japonés.

Estas monedas reciben este nombre porque fueron por primera vez producidas durante la llamada era Kan’ei (1624-1644), siguiendo la manera tradicional japonesa de medir el tiempo. Kan’ei son los caracteres que aparecen encima y debajo del agujero en el anverso, caracteres que permanecieron durante los más de 200 años en los que esta moneda se emitió. Los símbolos situados a derecha e izquierda del anverso son los correspondientes a tsu-ho, que significa “dinero circulante” y está basado en el modelo “tong bao”, que perduró en China durante 1.300 años y al que le dedicaremos una entrada antes o después.
Símbolo bun en el reverso

Las dos monedas kan’ei tsuho de las fotos difieren en peso y tamaño ligeramente. La que aparece a la derecha mide 25 mm. y pesa 4,22 grs, mientras que la de la izquierda mide 23 mm. y pesa 2,24 grs. Datarlas y determinar su lugar de emisión supone un verdadero desafío, no obstante los símbolos que a veces aparecen en el reverso nos pueden dar pistas muy valiosas. La moneda de la izquierda no presenta caracteres en el reverso pero la de la derecha presenta el símbolo bun en su reverso, lo cual indica que fue emitida durante la era Kan’bun (1661-1673) en Tokio, entonces llamado Edo. La otra es más difícil de identificar, pues podría ser de las primeras emitidas (antes de la década de 1650) o muy posterior, de los siglos XVIII o XIX.

Por estos dos últimos años de curiosidades, y por los que vienen. A todos y todas los que seguís este blog, ¡muchas gracias!


Early World Coins & Early Weight Standards, by Robert Tye, published by Early World Coins, York 2009 (pp. 84, 103)
http://www.imes.boj.or.jp/cm/english/
Catalogue of the Japanese Coin Collection (Pre-Meiji) at the British Museum (pp. 17-25)
http://www.britishmuseum.org/pdf/Catalogue%20of%20the%20Japanese%20Coin%20Collection.pdf


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Translate