sábado, 12 de enero de 2019

FELIZ 2019

Aunque con un ligero retraso, me gustaría por fin hacer un pequeño repaso de lo que ha sido el último año, así como felicitar el año nuevo a todas las personas que tienen a bien leer lo que publico de vez en cuando. A pesar de que el tiempo y las responsabilidades no me permiten escribir más que dos entradas al mes (quedándome en una en más de una ocasión) este año 2018 que ya es pasado nos ha brindado la posibilidad de compartir interesantes y llamativas curiosidades de la numismática y la notafilia como veremos a continuación
Anverso de rupia de plata del emperador mughal Jahangir,
principios del siglo XVII

Si tengo que escoger una "moneda del año" por su interés histórico y atractivo estético me quedaría sin duda con la rupia india de época mughal (ss. XVI-XVIII). Es de hecho la primera moneda india conocida con ese nombre (etimológicamente "rupya" o "rupaka", es decir, moneda de plata en sánscrito) y fue fruto de una reforma monetaria impulsada por Sher Shah que pretendía relanzar el circulante de plata después de sucesivas devaluaciones. Una pieza que no solo es grande por sus dimensiones (alrededor de 11 grs. de peso y 21 mm. de diámetro) sino también por su magnífico diseño, caracterizado por sus relieves y ornamentos florales.

Billete del infierno imitativo de 200 euros con una imagen del
Emperador de Jade y la leyenda 天地通用紙幣 (tiandì tongyòng zhîbì)

En el apartado de la notafilia, me gustaría resaltar los conocidos como "billetes del infierno" chinos. Aunque carecen de cualquier valor histórico al ser billetes de fantasía, poseen un gran atractivo cultural, ya que su uso se enmarca dentro de las creencias ancestrales y mitología del gigante asiático. Concretamente, son enviados a los antepasados, quema mediante, para que puedan utilizarse en dìyù (地狱), el inframundo donde los muertos purgan las faltas cometidas en vida. Su interés radica en las interesantes paradojas que encierra: por un lado, concede un considerable valor espiritual al dinero, quintaesencia de lo material; por otro, establece que la forma de disfrutarlo consiste en destruirlo previamente. Pocos billetes nos plantearán cuestiones tan transcendentales, qué duda cabe. 

Real de a ocho de Carlos IV, perforado con diferentes caracteres chinos
Y, sin salir de China, quisiera mencionar la curiosidad numismática por excelencia de este último año, que no es otra que las monedas de plata de ocho reales reselladas que circularon durante la época de la dinastía Qing (ss. XVIII-XIX). No solo resulta chocante encontrarse con los bustos de Carlos III o Carlos IV "tatuados" con diferentes caracteres de la lengua china, sino que da una idea de la influencia que llegó a tener esta emblemática pieza en todos los rincones del planeta, incluso en los mercados de más difícil acceso. 

Por último, y no por ello menos importante, quizá os habéis percatado de la inclusión de una nueva pestaña en el blog titulada "apariciones en medios". En esta nueva página informo acerca de las menciones que se hace de Curiosidades Numismáticas en otras publicaciones periódicas. La última de ellas tuvo lugar hace alrededor de un mes en la revista argentina de viajes Ersa Mag, en el artículo ¿Cómo es el mundo de los coleccionistas? al que podéis acceder a través de este enlace:   http://fliphtml5.com/axrpj/wdzc/basic

Espero que hayáis disfrutado de este año 2018 al menos tanto como lo he hecho yo buscando e investigando acerca de estas y otras curiosidades. Estad atentos este 2019, porque os aseguro que tengo en mente muchas más. En breve daremos cuenta de ello. 

A todos, a todas, os deseo un muy feliz año 2019.  

viernes, 28 de diciembre de 2018

MONEDAS DEL ÍNDICO

Para concluir el año, he pensado en compartir una de esas piezas que rara vez nos vamos a encontrar en establecimientos numismáticos pero que no por ello deben resultar costosas o poco accesibles al coleccionista medio. Se trata de un medio larin, moneda de cobre de bajo valor de las Islas Maldivas, situadas en pleno Océano Índico al sur del subcontinente indio. Como pequeño país insular, las Maldivas han estado durante toda su historia influidas por los grandes imperios dominantes del sur de la India y del Golfo Pérsico, así como por su posición estratégica dentro de las grandes rutas marítimas comerciales de Asia meridional.

De hecho, la misma denominación de estas pequeñas monedas, larin, nos recordará a esas curiosas piezas consistentes en trozos alargados de plata doblados por la mitad a modo de horquilla que circularon ampliamente por los territorios bañados por el Índico occidental que tuvimos la ocasión de analizar allá por el 2016. El término larin hace referencia a todos aquellos objetos que fueron utilizados como moneda en el Mar de Arabia, lo cual incluye las célebres "horquillas" antes mencionadas así como unas curiosas piezas con forma de anzuelo de Ceilán y monedas más convencionales como la de hoy, que recuerdan en gran medida a los feluses árabes.

Mapa de Tolomeo en el que podemos observar la isla de Ceilán en medio del
Océano Índico (abajo a la derecha) con las Maldivas al sur (fuente:
https://www.geografiainfinita.com)
Y es que la influencia árabe en las islas Maldivas, sobre todo a partir del siglo XII, es innegable. No obstante, esto no siempre fue así. Aunque muchas partes de la historia de este pequeño país anterior a este momento siguen hoy en día difusas, parece ser que durante mucho tiempo fueron la religión y la cultura budista la dominante en el archipiélago, seguramente introducido por colonizadores de Ceilán que además aportaron su lengua singalesa. Ya en la Antigüedad las Maldivas se constituyeron como una base del comercio mundial, tal y como atestigua el mapa de Tolomeo del siglo II d.C. que mostraba una serie de islas en el Índico al sur de una sobredimensionada Ceilán. Durante la Edad Media las Maldivas pasaron a formar parte de la órbita musulmana cuando árabes y persas introdujeron el Islam, religión adoptada de forma oficial por los soberanos de las islas a partir de 1153 así como el árabe, que pasó a ser el idioma utilizado por la administración. 

Según los testimonios de diferentes viajeros y navegantes, las aportaciones principales de las Maldivas al comercio eran el pescado y la fibra de coco, muy importante en la construcción naval. Curiosamente, también destacaron por la exportación de los caparazones de moluscos conocidos como cipreas o cauríes. Como muchos territorios de Asia y África, la los habitantes de las Maldivas utilizaron cauríes antes de adoptar una moneda propia. Según el célebre explorador norteafricano del siglo XIV Ibn Battuta, 400.000 cauríes equivalían a un dinar de oro. También se piensa que emitieron su propio larin de plata con forma de horquilla con el nombre del soberano impreso en escritura árabe, que según el marino François Pyrard de Laval a principios del siglo XVII equivalía a 12.000 cauríes. 

Anverso de 1/2 larin de Maldivas con el nombre del sultán
Solo a finales del siglo XVII y principios del XVIII los sultanes de las Maldivas comenzaron a emitir monedas siguiendo los patrones numismáticos del mundo musulmán. Durante los siglos XVIII y XIX se produjeron monedas de cobre de forma regular en denominaciones de uno, medio y cuarto de larin cuyas características principales de pueden resumir de la siguiente manera. El anverso muestra el nombre del soberano, muchas veces incluyendo el nombre Iskandar, versión persa de Alejandro Magno. El reverso, por su parte, contiene la fecha según el calendario musulmán y el título del sultán, "Señor de la Tierra y el Mar". Pese a mi nulo conocimiento de la escritura y lengua árabe es probable que la pequeña pieza que ilustra la entrada de hoy, de 2,29 grs. y 11 mm. de diámetro, corresponda al sultán Muhammad Imaaduddeen IV (1836-1881) dado que la fecha parece indicar el año de la Hégira de 1276, es decir, 1860 según la referencia que he encontrado en esta página https://en.numista.com/catalogue/pieces34559.html

Reverso de 1/2 larin de Maldivas, con la fecha según
el calendario musulmán
Las Maldivas no fueron inmunes a la influencia de los sucesivos colonizadores occidentales portugueses, holandeses y británicos, aunque no renunciaron en ningún momento a su cultura y tradiciones musulmanas. De hecho, al convertirse en protectorado británico en 1887 acordaron delegar la defensa y relaciones internacionales en los colonizadores (cosa que no debió suponer un serio perjuicio para los maldivos, ya que nunca habían destacado en estas facetas) a cambio de mantener sus leyes e instituciones. El medio larin de hoy es una buena prueba de ello, recordándonos además lo extensa que llegó a ser, incluso en tiempos relativamente recientes, la influencia de la tradición numismática musulmana. 

Embree, A.T. y WIlhelm, F. India: Historia del subcontinente desde las culturas del Indo hasta el comienzo del dominio inglés, Historia Universal Siglo XXI vol. 17 Madrid 1981

Allan, J. The Coinage of the Maldives Islands with some notes on the cowrie and larin, The Numismatic Chronicle and Journal of the Royal Numismatic Society, Fourth Series, Vol. 12 (1912), pp. 313-332 (21 pages)

https://en.wikipedia.org/wiki/Maldives

lunes, 10 de diciembre de 2018

BILLETES CON (UNA) HISTORIA II

Si hace unos días comencé esta nueva serie de billetes con contenidos interesantes con Confucio, exponente de la filosofía y espiritualidad oriental, era de esperar que la continuara con el otro gigante asiático: India. Como nos habremos podido percatar, sus billetes están dominados por su figura más emblemática del siglo XX, identificada con la independencia de una nación milenaria sometida al colonialismo occidental durante un largo periodo de tiempo: Gandhi. En el reverso de este billete de 500 rupias, desmonetizado en épocas recientes, podemos verle al frente de una procesión, ataviado con su característico dhoti (prenda masculina tradicional de la India) y sandalias, empuñando su inseparable bastón, seguido por un grupo de personas en el que encontramos hombres y mujeres aparentemente de distintas condiciones sociales, incluso uno vestido con hábitos propios de monje cristiano. Esta imagen, inmortalizada hoy día en un monumento público en Nueva Delhi, representa nada menos que uno de los momentos clave en el proceso de independencia de la India.


Resulta muy difícil, por no decir imposible, imaginar una India sin la presencia y la esencia de Gandhi. Su contribución excede el ámbito meramente indio, puesto que es una figura normalmente reivindicada por toda la humanidad como símbolo de la lucha contra el colonialismo y la opresión y a favor de los derechos humanos. Una lucha, no lo olvidemos, pacífica, que nos recuerda que quien tiene los argumentos a su favor, no necesita ningún tipo de violencia para imponer sus razones. Nacido en 1869 en Porbandar, en el actual estado de Gujarat en el seno de una familia acomodada, Mohandas Karamchand Gandhi, conocido también como Mahatma (Gran Alma) y Bapu (Padre), conoció de primera mano las injusticias en otro país marcado por las divisiones y la discriminación. Tras una larga estancia en Sudáfrica, en la que se distinguió por su defensa de la minoría india frente a los abusos de la administración británica, volvió a su país natal para involucrarse a fondo en el movimiento por la independencia y emprender al mismo tiempo un viaje espiritual basado en la meditación y la renuncia a los bienes materiales. Ambos factores, liderazgo y espiritualidad, serían determinantes para explicar su capacidad de llegar a las masas, algo fundamental en cualquier lucha contra el colonialismo.


Los Upanishads, o libros sagrados del hinduismo, recogen el concepto de ahimsa o no violencia como un principio básico de respeto a los seres humanos así como signo de plenitud espiritual. Una de las formas más emblemáticas de lucha con métodos no violentos puesta en práctica por Gandhi fue la llamada satyagraha, que puede traducirse como “insistencia en la verdad”. Consistía básicamente en campañas de protesta caracterizadas por acciones pacíficas como desobediencia, manifestaciones, marchas o huelgas, en las que siempre debía existir una renuncia al ejercicio de la violencia física o verbal sobre los oponentes. La imagen del billete de hoy muestra precisamente una de estas satyagrahas que marcó de forma decisiva el proceso hacia la independencia, como veremos a continuación. 

Hacia 1930 los líderes del Partido del Congreso, la formación política que lideraba la lucha por la independencia de India, tenían claro que no iba a ser posible obtener de los británicos un mayor grado de autogobierno como el que gozaban dominios de la corona como Canadá, Australia, Nueva Zelanda o más recientemente el Estado Libre de Irlanda, por lo que decidieron optar por la defensa de la plena independencia. En este sentido, se encargó a Gandhi la organización de campañas de desobediencia y resistencia pacífica y se escogió golpear primero en el ámbito económico, siempre sensible para cualquier poder colonial. El monopolio de la extracción de sal establecido por la administración británica afectaba de forma especial a las capas más pobres de la población, que tenían prohibida la producción y venta individual y se veían obligadas a adquirir sal a un precio sobredimensionado. 

Así, en medio de un escepticismo generalizado (muchas personas dudaban acerca de la efectividad de una protesta de estas características), el 12 de Marzo de 1930 Gandhi partió de Sabermati en el estado de Gujarat hasta la localidad de Dandi en la costa del Mar de Arabia, acompañado por 78 voluntarios. Durante las siguientes tres semanas y media, y a lo largo de 385 Km., miles de personas se fueron uniendo a los manifestantes y, una vez en Dandi, Gandhi procedió a realizar un acto cargado de gran simbolismo y efectividad: recogió un puñado de arena y posteriormente lo hirvió en agua de mar, produciendo sal de forma individual. Tras este sencillo pero significativo gesto exhortó a sus compatriotas a producir su propia sal, y comprarla o venderla a su conveniencia desafiando así la legalidad vigente, una forma de protesta que se extendió en las zonas costeras y derivó en otras acciones como el boicot a productos británicos o el rechazo al pago de tasas e impuestos. La satyagraha de 1930 no obtuvo concesiones significativas del gobierno británico pero dejó patente por un lado la predisposición de la población india a desobedecer a la administración colonial y por otro obtuvo un considerable impacto internacional, lo que aumentó las simpatías hacia la figura de Gandhi y el movimiento por la independencia de India.




Una independencia que llegó 17 años después pero no de la forma deseada por Bapu, ya que el trauma que supuso la partición de Paquistán en cuanto a la idea de India como nación y los incontables muertos y desplazados resultado de esta ruptura chocaron frontalmente con los ideales que siempre defendió, aún a costa de sacrificar su propia vida. Él mismo, de hecho, moriría asesinado el año siguiente a manos de un fanático hinduista. Aún así, la Marcha de la Sal de 1930 sirvió como fuente de inspiración no solo a sus compatriotas que deseaban librarse del yugo colonial sino también a todas aquellas personas que han dedicado su vida a la defensa de la dignidad del ser humano y sus derechos más elementales.

Y para los que además coleccionamos notafilia nos proporciona una interesante e inspiradora historia que contar.  





https://www.elmundo.es/larevista/num188/textos/6.HTML
https://en.wikipedia.org/wiki/Salt_March

sábado, 17 de noviembre de 2018

BILLETES CON (UNA) HISTORIA

A lo largo de estos casi siete años de curiosidades, hemos tenido varias oportunidades de comprobar el poder de los billetes como transmisores de mensajes o reflejo del patrimonio artístico y cultural de países y civilizaciones. El papel moneda deja más espacio para la creatividad y permite una mayor difusión, ya que es menos costoso emitirlo que el circulante metálico. En este momento vienen a mi cabeza numerosos ejemplos como las emisiones notgeld alemanas, en las que se reflejaban todo tipo de escenas cotidianas, satíricas o de la actualidad política propia del periodo inmediatamente posterior a la Primera Guerra Mundial, las series de pintores célebres de los billetes del franquismo o los billetes brasileños de los años 70-80, que además de sumar ceros por los efectos de la hiperinflación de la época dedicaban su espacio a honrar músicos y escritores.  


Anverso y reverso de 1 yuan del Central Bank of China de 1936

Hay veces, sin embargo, que no debemos quedarnos en la simple imagen del billete porque es posible que al analizarlo descubramos un contenido más profundo e interesante. Es lo que me ha sucedido con el billete de hoy de 1 yuan de 1936, emitido por el Banco Central de China durante la época convulsa de la República dirigida por Chiang Kai Shek. Los billetes chinos de este periodo pueden resultar un tanto repetitivos ya que por lo general están dominados en su anverso por la omnipresente figura de Sun Yat Sen, considerado el fundador de la China moderna. El de hoy decidí adquirirlo por su atractivo reverso, que a simple vista pudiera parecer un alto en el camino que hacen unos viajeros en sus carros tirados por caballos. Pues bien, se trata de mucho más que eso, porque uno de esos viajeros es el mismísimo Confucio, sin lugar a dudas el pensador más influyente de la historia del gigante asiático. 



Retrato de Confucio (wikipedia)
Como ocurre con otras religiones de Asia, el confucianismo puede ser considerado también una filosofía o corriente de pensamiento. En la China de la Antigüedad contribuyó además en la construcción de una teoría del estado propia, pues fue adoptado como religión oficial durante la era Han (206 a.C. - 221 d.C.). Confucio (nombre latinizado del maestro Kong Zi 孔子, 551-479 a.C.) ejerció diferentes cargos en la administración del estado de Lu en el norte, del que era oriundo, llegando a ser fue consejero del rey. Confucio defendía que en una época convulsa como la que se vivía durante la era conocida como "Estados Combatientes" el orden y la felicidad volverían si se aplicaban las normas y relaciones sociales de tiempos pasados, concretamente los correspondientes a los inciertos orígenes de la dinastía Zhou en el siglo XII a.C., basadas en el respeto a los ritos y las leyes y la aceptación del lugar que le correspondía a cada uno en la sociedad. En sus enseñanzas, las relaciones humanas deben estar regidas por unas leyes en las que el respeto a la jerarquía es fundamental: soberano-súbdito, padre-hijo, marido-mujer, hermano mayor-hermano menor. Puede decirse que Confucio, desde una visión un tanto idealizada, trataba de recuperar las creencias y valores de la era Zhou, ofreciendo así un enfoque más espiritual que las corrientes legalistas, que defendían únicamente la estricta aplicación de las leyes como forma de preservar el orden social. De esta manera, Confucio promovía también la meditación y el estudio personal como formas que tenía el ser humano de alcanzar la plenitud.  La importancia de esta realización personal queda reflejada en “El Gran Saber”, uno de los cuatro libros que recogen la introducción a las teorías confucianas:



"Solo cuando se investiga se extiende el conocimiento; solo cuando se extiende el conocimiento los pensamientos son sinceros; solo cuando los pensamientos son sinceros las mentes se rectifican; solo cuando las mentes se rectifican el carácter de la persona se cultiva; solo cuando el carácter se cultiva reina el orden en las familias; solo cuando reina el orden en las familias los estados se gobiernan de forma correcta; solo cuando los estados se gobiernan de forma correcta reina la paz en el mundo."

Precisamente este carácter sincero de los pensamientos es la idea central del artículo de hoy, reflejada en el reverso del billete, que ilustra el encuentro que tuvo Confucio con un niño llamado Xiang Tuo. Un día en que Confucio viajaba en varios carros tirados por caballos con algunos de sus discípulos se encontró en el camino con este niño, que al parecer construía un castillo de arena en medio de la carretera. Cuando Confucio le pidió que se apartara el niño le respondió: "¿Desde cuándo un castillo debe dejar paso a un carro? Desde siempre han sido los carros los que han debido rodear el castillo para poder pasar al otro lado"

Escena central del reverso, Confucio conversando con Xiang Tuo

Sorprendido por la espontaneidad de Xiang Tuo, Confucio se detuvo y decidió conversar con aquel muchacho de 7 años, al que le dirigió una serie de preguntas con el fin de poner a prueba su intelecto. Cuando le preguntó "¿Qué montaña no tiene rocas?" su respuesta fue "Una montaña de arena".  
- "¿Qué cuerpo de agua no tiene peces?" 
- "El agua del pozo"
- "¿Qué vaca no da a luz?
- "Una vaca hecha de barro"
- "¿Qué clase de hombre no tiene esposa?"
- "Un ángel no tiene esposa"
- "¿Qué clase de mujer no tiene marido?"
- "Un hada no tiene marido"
- "¿Qué ciudad no tiene funcionarios?"
- "Un castillo vacío"

Pero seguramente lo que le hizo al joven Xiang ganarse la admiración del maestro fue lo que sucedió a continuación. Cuando Confucio le propuso un juego de azar como forma de seguir probando sus habilidades, Xiang declinó la oferta afirmando lo siguiente: "Un rey que apuesta llevará a su reino a la ruina. Un agricultor que apuesta perderá su cosecha. Un estudiante que apuesta no atiende sus estudios. Apostar es una actividad inútil". Tanto le agradó la respuesta que Confucio no tuvo reparos en reconocer a Xiang Tuo como su maestro delante de sus discípulos. 

Y es que esta historia, cierta o no, nos viene a recordar la importancia de algo que desgaciadamente olvidamos, y es escuchar a los niños cuando hablamos con ellos. Al no sentirse atados por las inseguridades, limitaciones o convencionalismos sociales propios de los adultos sus respuestas siempre son más sinceras y espontáneas ("los niños y los locos siempre dicen la verdad" dice el refrán), lo cual lejos de resultar un impedimento puede acercarnos más al verdadero conocimiento. 

No está mal para un billete de 1 yuan, ¿no? 


Referencias: 

Para lo relacionado con el confucianismo: 

Ceinos, P. Historia Breve de China, Silex Ediciones, Madrid 2006
https://asiasociety.org/education/confucianism

La historia de Confucio y Xiang Tuo la he encontrado en http://www.banknoteden.com/TMFOM/China.html, interesantísima página dedicada al estudio de los billetes y a su faceta cultural y simbólica. 

miércoles, 31 de octubre de 2018

DINERO AFILADO

¿Pueden servir los clavos como medio de intercambio?
(Encyclopedia of Money
, by Larry Allen)
El dinero-mercancía, es decir, aquel que tiene valor por sí mismo y así es reconocido por la sociedad que lo utiliza, puede adoptar formas curiosas e interesantes. Tradicionalmente los metales como el oro y la plata han cumplido con éxito este papel pero cuando éstos han escaseado o no han llegado por diferentes motivos las sociedades no han dudado en utilizar todo tipo de bienes considerados valiosos. Durante los más de seis años que llevo ofreciendo curiosidades hemos podido analizar formas de dinero-mercancía tan dispares como los cigarrillos de la Alemania de la posguerra, el arroz del Japón medieval o el cacao de la América precolombina.  El ejemplo de hoy es seguramente uno de los más parecidos al circulante oficial como veremos a continuación. 

martes, 16 de octubre de 2018

EL FELÚS MARROQUÍ

Son ya unos cuantos años escribiendo en este blog acerca de curiosidades de la numismática y la notafilia, y en ningún momento hasta ahora he dedicado un espacio a nuestro vecino del sur. Creo que ya ha llegado ese momento, y lo voy a hacer con una pieza que a buen seguro ha llamado vuestra atención alguna vez por su parecido con los grandes bronces romanos o bizantinos, aunque muy distante de ellos en el tiempo: el felús marroquí. Aunque felús es el nombre genérico que recibe la moneda de cobre musulmana de poco valor, el marroquí destaca por su inconfundible estilo y modo de fabricación, como veremos a continuación.

Monedas de 1 felús (izda.) y 4 feluses (dcha.) con la estrella de seis puntas. El felús
mide 18 mm. y pesa 3,79 grs. La pieza de 4 feluses mide 28 mm. y pesa 10,02 grs. 

domingo, 30 de septiembre de 2018

IMITACIONES ÁRABES

La expansión árabe de los siglos VII-VIII :
de Francia al valle del Indo en 80 años
Hace ya algún tiempo, cuando tuvimos la ocasión de adentrarnos en la numismática hispanomusulmana mencioné el hecho de que los árabes, al comienzo de su expansión, adoptaron las formas monetarias bizantinas y sasánidas, en muchos casos a través de la imitación de sus monedas. Hoy por fin tengo el placer de mostrar un ejemplo de esas imitaciones que, dado su parecido con los originales, pueden llevar a cierto grado de confusión entre los coleccionistas.

lunes, 17 de septiembre de 2018

EFECTOS DE LA HIPERINFLACIÓN (XI): BOSNIA-HERZEGOVINA

Las "repúblicas" de Bosnia-Herzegovina:
un rompecabezas étnico (wikipedia) 
Tras analizar unos cuantos casos de hiperinflaciones en diferentes puntos del planeta en épocas distintas es inevitable encontrar numerosos puntos en común: inestabilidad política, conflictos civiles, mala gestión económica o expansión ilimitada del gasto público son algunas de las características que ayudan a explicar los orígenes de las inflaciones disparadas. No obstante, siempre es posible dar con aspectos singulares que hacen que un caso sea distinto de otro. El caso de Bosnia-Herzegovina, pese a guardar lógicos paralelismos con su vecina Yugoslavia tiene la peculiaridad de reflejar la profunda división existente en su territorio: en lugar de una hiperinflación tuvieron lugar dos.

jueves, 30 de agosto de 2018

LOS BILLETES DEL INFIERNO

Para retomar mi actividad tras el parón veraniego, he pensado que no hay nada mejor que la búsqueda de curiosidades del lejano Oriente. Desde que el ser humano emite dinero, se han dado casos en que por circunstancias éste ha perdido la mayor parte de su valor, bien sea por políticas monetarias erráticas o por procesos inflacionarios fuera de control. Son significativas, y siempre invitan a la reflexión, las imágenes de billetes cuyo valor facial supera los cinco dígitos, de transacciones hechas al peso o en montones, o de papel moneda que únicamente ha sido pasto de los servicios de limpieza una vez que la población ha perdido totalmente la confianza en su moneda. 



Billete del infierno imitativo de 50 euros con imagen del
Emperador de Jade y la leyenda 地府通用 (dìfû tonyòng)

lunes, 6 de agosto de 2018

LUIS XIV EN LAS MONEDAS CATALANAS

Antes de tomarme un pequeño respiro veraniego, quisiera dedicar una entrada a una curiosidad numismática autóctona que, como en otros muchos casos que ya hemos comentado por aquí, fue producida en Cataluña. Las monedas de hoy reflejan un momento crucial de la historia de España en el que no solo se jugaba su papel hegemónico mundial, sino también su propia existencia, pues las revueltas de mediados del XVII en diferentes territorios (siendo Cataluña y Portugal los focos principales) amenazaron seriamente la continuidad del reinado de los Habsburgo y pudieron restituir el mapa medieval de la península.

Para comprender los orígenes de estas sublevaciones es necesario tener en cuenta dos factores, uno interno y otro externo. El factor interno tiene que ver con las reformas que el conde-duque de Olivares trató de impulsar una vez asumió las responsabilidades de gobierno tras el acceso al trono de Felipe IV en 1621. Su Gran Memorial de 1624, informe confidencial que detallaba los principales problemas por los que atravesaba la monarquía y sus instituciones, exponía abiertamente la necesidad de avanzar hacia una mayor integración política, económica y administrativa de los diferentes reinos y territorios peninsulares, unidos por poco más que la figura del rey. Olivares estaba especialmente interesado en liberar dentro de lo posible al reino de Castilla del peso de la defensa exterior de la Monarquía Hispánica, para lo cual esbozó el proyecto de Unión de Armas, que fomentaba la cooperación militar entre los territorios peninsulares estableciendo un ejército permanente de 140.000 hombres.


lunes, 16 de julio de 2018

EL GROS DE PRAGA

Territorio bajo control de la dinastía
Premyslid a principios del s. XIV
(fuente: wikipedia)
Como bien sabéis los que tenéis a bien leer mis artículos, todo lo que muestro aquí cuenta con una interesante historia detrás: cómo se creó, quién lo creó, en qué circunstancias, qué evolución tuvo, qué aceptación encontró entre la sociedad, cómo fue su decadencia y final...Para ser sincero, no es una tarea muy difícil, pues es extraño encontrar artículos de notafilia o numismática que no tengan interés histórico, por pequeño que sea. Hay ocasiones, además, en las que tengo la oportunidad de escribir acerca de monedas o billetes que en su día hicieron historia. La entrada de hoy me brinda una de esas ocasiones como veremos a continuación.

El gros de Praga (Prazsky gros) consiguió convertirse en moneda de referencia centroeuropea en los siglos que marcaron la transición de la Edad Media al Renacimiento. De hecho, su origen coincide con un renacimiento particular de las acuñaciones europeas, ligado al progreso económico y al impulso de la urbanización. En 1266 Francia se convirtió en el primer reino de Europa occidental que retomó la idea de una pieza grande de plata, materializada en el gros tournois. De 4,22 grs. de peso y una pureza del 95,8% esta moneda simbolizaba el nuevo empuje que experimentaban las acuñaciones europeas tras siglos de estancamiento. El peculiar diseño del anverso con círculos concéntricos en forma de diana probablemente derivaba de acuñaciones musulmanas medievales. El reverso, por su parte, contenía en el centro un castillo (un tanto esquematizado, a simple vista puede recordar a una corona) rodeado de doce flores de lis, dando así continuidad a tradiciones estilísticas europeas, dominadas por templos y fortalezas durante gran parte de la Edad Media.

domingo, 1 de julio de 2018

EL DRACMA SASÁNIDA

Hace ya algún tiempo, en los comienzos de la andadura de este blog, tuve el placer de analizar la moneda de hoy como una simple curiosidad de la numismática de una época en que la Antigüedad y la Edad Media se funden, una pieza de plata contemporánea de las monedas del Bajo Imperio y bizantinas (ver entrada MONEDAS PERSAS). Hoy, como en otras ocasiones, llega el momento de profundizar más en el dracma sasánida porque a poco que exploremos nos daremos cuenta que es mucho más que una pieza de interés histórico o artístico. 

Anverso de dracma sasánida de Kavad I (488-531)
Mide 29 mm. y pesa 3,60 grs. 

sábado, 16 de junio de 2018

RESELLOS CHINOS

Ilustración de un lingote de plata utilizado en China
con contramarca (Early World Coins, R. Tye)
Como bien sabemos, los acontecimientos históricos del mundo chino tuvieron una evolución independiente de Occidente hasta bien entrada la época contemporánea. Pese a la expansión de las potencias europeas (especialmente Gran Bretaña, Holanda y Portugal) por el continente asiático, China consiguió mantener su soberanía en una relación comercial que claramente le favorecía, pues productos como seda, jade, porcelana o té eran muy valorados por los europeos. Los chinos, sin embargo, solo requerían un producto de Europa, pero de capital importancia: la plata.

jueves, 31 de mayo de 2018

BILLETES DEL SISTEMA BANCARIO LIBRE

A poco que investiguemos acerca de la notafilia estadounidense del siglo XIX, enseguida nos percataremos de su gran variedad. Durante gran parte de ese siglo, si bien la nueva república tenía la responsabilidad de la emisión de moneda, no ocurría lo mismo con la de billetes, que quedaba en manos de los bancos estatales acreditados. Es ciertamente interesante analizar los orígenes del sistema bancario norteamericano porque en ellos pueden reflejarse las tensiones y dilemas propios de una nueva nación que comienza su andadura llena de incertidumbres.

Andrew Jackson, detractor de la idea de
un banco central, pero homenajeado
en los billetes de 20 $
De hecho, la propia idea de un banco central fue muy discutida durante las primeras décadas del siglo XIX. En 1791 el gobierno del presidente Washington aprobó la creación del Primer Banco de los Estados Unidos con el fin de cubrir las necesidades de financiación por la deuda contraída durante la Revolución así como estabilizar la moneda nacional y establecer funciones de control sobre el funcionamiento de los bancos estatales. La oposición que encontró fue considerable, debida sobre todo al recelo que causaba cualquier institución capaz de acaparar tanto poder, así como al hecho de que gran parte del capital del Primer Banco estaba en manos extranjeras. La licencia no fue renovada por le legislativo en 1811 pero en 1816, tras un periodo de inestabilidad financiera en el contexto de la Guerra de 1812 contra Gran Bretaña, se retomó la idea y el Congreso decidió dar luz verde a un  Segundo Banco de los Estados Unidos.

martes, 15 de mayo de 2018

MONEDAS INCUSAS


Dada su rareza e inequívoca peculiaridad, las monedas defectuosas han sido siempre objeto de deseo dentro del coleccionismo numismático. Es tan extraño encontrarse con una pieza con imperfecciones evidentes (descentradas, con golpes en el canto o sin agujero central cuando lo debe tener, por poner unos pocos ejemplos) que cuando nos encontramos con una no podemos evitar tener la sensación de poseer algo único y fuera de lo común. Durante la Antigüedad y la Edad Media, épocas de monopolio de la acuñación en la emisión monetaria de occidente, los defectos podían ser más habituales sobre todo si tenemos en cuenta la mayor implicación del factor humano en todo el proceso. Uno de estos defectos, el anverso o reverso incuso, ha atraído desde hace tiempo mi curiosidad, razón por la cual hoy le voy a dedicar esta entrada.

Para comprender por qué antiguamente se podían producir piezas incusas es necesario en primer lugar repasar el proceso de acuñación de moneda y tener en cuenta todos los elementos que intervenían en él. Con el fin de simplificar un poco me voy a detener únicamente en la acuñación en sí misma obviando los elementos necesarios que la precedían como la extracción de metales, la fabricación de cospeles o el diseño de los cuños. 

lunes, 30 de abril de 2018

MONEDAS INDIAS DE LA EDAD MEDIA (IX)

Ya hemos podido comprobar en varios artículos (unos cuantos, de hecho) lo complicada que puede ser la numismática del subcontinente indio, pero este hecho es precisamente lo que hace de ésta un objeto fascinante de estudio. Analizar cualquier moneda india de la Antigüedad o la Edad Media constituye un reto en sí mismo, y la de hoy no es una excepción. Su diseño, caracterizado por ese grado de esquematismo y abstracción propio de las monedas del sur de la India, es tan misterioso como el reino responsable de su emisión: los Chera de Kerala. 
Zona de influencia del reino Chera en los
ss. X-XI (fuente: wikipedia)

Pese a que por lo general el peso político, económico y cultural del subcontinente ha basculado alrededor de la llanura gangética y el valle del Indo en el norte, es innegable que el sur siempre logró mantener su propia idiosincrasia. Durante el primer milenio de nuestra era la cultura y religión del norte se fueron abriendo paso hacia la India meridional; así, los diferentes pueblos del sur fueron adoptando la religión hinduista y la  forma de organización social conocida como sistema de castas. El sánscrito también ganó en influencia, aunque el sur siempre mantuvo sus lenguas propias dravídicas como el telugu, el canarés y el tamil. Al mismo tiempo, los sistemas de organización político-administrativa propios de esta zona se caracterizaban por su alto grado de descentralización. Aunque se trataba de monarquías absolutas, se hacía necesaria una división del territorio en provincias, distritos y regiones que hicieran efectivas las políticas impositivas. En muchos casos los gobernadores de estas provincias consiguieron acaparar un considerable grado de poder, llegando a constituirse como señores feudales e incluso a rivalizar con el poder central. Es interesante comprobar que las unidades administrativas menores, los pueblos, contaban con una suerte de asambleas o concejos que no eran nombrados desde la capital, sino que se elegían localmente, y asumían responsabilidades en cuanto a obras públicas, justicia y templos.  

domingo, 15 de abril de 2018

EL BILLETE DE 0 EUROS

En varias ocasiones hemos podido comprobar que el dinero posee un valor que va más allá de lo meramente económico. Su uso extendido y su aceptación social hacen que la carga simbólica se acentúe y cobre importancia su papel comunicador. En este sentido, no puede resultar extraño que desde el mismo momento en que las autoridades se hicieran cargo de su emisión, éstas se dieran cuenta también de las posibilidades que ofrecía como elemento de cohesión de una determinada comunidad o como símbolo de la existencia de un poder efectivo sobre ella.

Billete de 0 euros de Segovia, reproduciendo su más famosa atracción turística

viernes, 30 de marzo de 2018

MONEDAS POLÉMICAS (V)

Siguiendo la sugerencia de un lector de este blog, voy a dedicar la entrada de hoy a una de las monedas más misteriosas y por tanto más codiciadas de la numismática moderna española: la peseta de 1946. Es un caso verdaderamente extraño de "moneda en prueba circulada" que hace de ella la moneda de más alto valor de entre las que se clasifican como emisiones del "Estado Español" (es decir, las correspondientes al régimen de Franco). No se conocen más que 149 ejemplares (de los cuales solo uno de ellos está en condición S/C) y para unos pocos coleccionistas encontrarla en los cajones de sus casas después de décadas de pasar desapercibida ha supuesto algo muy parecido a la obtención de un premio en un juego de azar.

Para comprender mejor esta peculiar pieza es necesaria situarla en su contexto histórico. A mediados de los años 40 del siglo pasado España acaba de salir de una guerra civil devastadora en la que el régimen fundado por los vencedores busca su lugar en un mundo claramente hostil hacia ellos. Los Aliados recelan de unos gobernantes que lo eran gracias a la ayuda de las derrotadas potencias del Eje por lo que el aislamiento de España en el contexto internacional es evidente, aunque las potencias vencedoras no muestran demasiada inclinación por forzar una caída del franquismo. Poco después la Guerra Fría situaría al régimen del lado del bloque occidental, lo cual facilitaría si integración paulatina en los organismos multilaterales.  Dentro de nuestras fronteras Franco aseguró la perpetuidad de su gobierno mediante la Ley de Sucesión de 1947 gracias a la cual España volvía a constituirse oficialmente como reino otorgándole la jefatura de estado de forma vitalicia.

jueves, 15 de marzo de 2018

EFECTOS DE LA HIPERINFLACIÓN (X): CHINA


Fiel a una tradición autoimpuesta de conmemorar los aniversarios de Curiosidades Numismáticas con monedas o billetes orientales, me complace compartir hoy un repaso sobre la experiencia hiperinflacionaria de China, ligada estrechamente a los momentos más dramáticos que vivió este país durante el siglo XX: la guerra civil entre el Kuomintang y el Partido Comunista y la Segunda Guerra Mundial. Si bien es cierto que se trata de un escenario de enorme complejidad (nada en un país de las dimensiones y la historia de China puede ser simple) las causas de la hiperinflación deben buscarse en la gestión de la economía y las finanzas por parte del Kuomintang y su líder indiscutible Chiang Kai Shek.

Chiang Kai Shek (1887 - 1975)
(fuente: wikipedia)
Hasta los años 20 del siglo pasado no había existido una institución en China que hiciera las veces de Banco Central. El sistema monetario chino, pese a las enormes cantidades de cobre en circulación, estaba basado en el intercambio de plata. Los bancos privados que operaban por el país emitían sus propios billetes canjeables por plata, que podían circular libremente junto con billetes de otros bancos. Esta falta de control central curiosamente servía de freno a la inflación, pues a los bancos privados, lógicamente, no les interesaba depreciar su propio dinero emitiendo más papel del que pudieran canjear por plata. Como veremos a continuación, este principio no lo tienen por qué tener tan claro los gobiernos. 

miércoles, 28 de febrero de 2018

FELIZ ANIVERSARIO

En estos días de finales de febrero se cumplen seis años de la puesta en marcha de Curiosidades Numismáticas y, aunque no suele ser habitual en mí, creo que es un buen momento para hacer un poco de introspección y compartir alguna que otra reflexión. Una que me viene a la mente (no solo ahora, en general desde hace tiempo) tiene que ver con la duración media de un blog. Somos muchos los que comenzamos a escribir sobre lo que nos apasiona pero, ¿es posible hacerlo de forma regular e indefinida? No he podido encontrar estudios muy exhaustivos al respecto, pero parece bastante aceptado que la vida media de los blogs ronda los doce meses, desde la primera publicación hasta el momento en que un blog se considera inactivo, que son alrededor de 120 días sin añadir publicaciones. 

Hansatsu, dinero local japonés de la era Tokugawa (ss. XVII-XIX),
fuente de inspiración para comenzar mi blog

Translate