viernes, 7 de junio de 2013

SISTEMAS PREDECIMALES (II): INDIA

Monedas de 1 pice (1940 y 1943), 1/2 pice (1930)
 y 1 pie (1917), todas ellas de cobre
Gran Bretaña no ha sido el único país que ha mantenido un sistema monetario pre-decimal hasta fechas recientes. Si bien desde el siglo XVIII poco a poco los estados han ido adoptando la decimalización para sus respectivas monedas, dos siglos después aún era posible encontrar ejemplos de resistencia a este cambio. Uno de estos ejemplos se encuentra en India, que mantuvo su sistema pre-decimal hasta 1957, diez años después de alcanzar su independencia.

Sobre India hemos tenido la oportunidad hasta ahora en este blog de admirar algunas de sus monedas más antiguas, concretamente el dracma y el jital. La primera “rupia” fue introducida, parece ser, en el siglo XVI y durante mucho tiempo fue una unidad monetaria acuñada en plata. No en vano, la palabra “rupia” procede del sánscrito raupyak, que significa “plata” y el sistema monetario indio siempre trató de permanecer dentro del patrón plata, incluso en aquellos momentos en que este metal se depreció considerablemente frente al oro.
Anverso de las mismas monedas,
con las efigies de Jorge V y Jorge VI


La dominación británica, primero encarnada en la Compañía de las Indias Orientales y posteriormente en el propio gobierno de Su Majestad, adoptó la rupia como unidad monetaria oficial en todo el territorio a través de la Coinage Act de 1835, terminando así de facto con la  competencia de la Compañía de las Indias Orientales para emitir moneda . La Indian Coinage Act de 1906 consagró el patrón plata para la rupia (plata de Ley 916,66 concretamente) y estableció las casas de la moneda encargadas de su emisión. No obstante, la escasez de plata resultante del esfuerzo bélico de la I Guerra Mundial (1914-1918) obligó a las autoridades monetarias a emitir papel moneda, lo cual supuso el principio del fin de la rupia de plata.

Billete 1 rupia (1940)
El sistema adoptado se basaba en el 4, y al igual que el sistema monetario británico requería tres unidades (la libra, el chelín y el penique), el sistema indio se dividía en rupias, annas y paise tal y como se detalla a continuación: 

1 rupia = 16 anna
½ rupia= 8 anna
1 pavala= 4 anna (1/4 de rupia)
1 beda= 2 anna (1/8 de rupia)
1 anna= 1/16 de rupia
1 parakka= ½ anna
1 pice (paise)= ¼ de anna
1 pie= 1/12 de anna ó 1/3 de paise

En 1957 las autoridades indias decidieron incorporar el sistema decimal. A partir de este momento la rupia pasó a dividirse en 100 naye paise (“nuevos paise” en hindi) devaluándose estos ligeramente, ya que anteriormente se necesitaban 64 paise para reunir una rupia. A partir de 1964 se suprimió el término “naye”. Hoy en día los divisores de la rupia siguen vigentes en teoría pero son de tan poco valor que es prácticamente imposible verlos circular o reflejados en los precios.

Primeras monedas tras la independencia:
1/2 rupia (1954) y 1 naye paise (1963)
Pese a la adopción del sistema decimal, India presenta ciertas peculiaridades. En este sentido, merece especial mención el empleo de los lakhs y los crore para las grandes transacciones económicas. Un lakh viene a ser 100.000 rupias (unos 1.400 € en la actualidad) y un crore 10 millones (alrededor de 140.000 €). Es bastante habitual cuando se trabaja con India oír hablar de tantos lakh y tantos crore a la hora de gestionar grandes presupuestos, lo que lleva a inevitables confusiones y rápidos cálculos mentales por parte del personal occidental, en muchos casos totalmente erróneos.

Para más información acerca de la historia de la rupia india, os dejo estos enlaces:


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Translate