viernes, 16 de noviembre de 2012

UNAS CURIOSAS FICHAS DE NÁCAR

Anverso de la ficha de nácar
No soy lo que se dice un entusiasta del coleccionismo de fichas de juegos o apuestas, pero cuando me encuentro con ciertos ejemplares no tengo posibilidad de resistirme. Es el caso de estas bonitas fichas de nácar, conocidas en inglés como “mother of pearl tokens”. No pude evitar acordarme de las monedas de porcelana que presenté en este blog el pasado mes de mayo, dado que en ambos casos se trata de fichas fabricadas en Asia Oriental destinadas al juego y pertenecen a la misma época (finales del siglo XVIII y principios del XIX). No obstante, las similitudes terminan pronto. Aunque se hicieran en Asia, parece ser que las fichas de nácar no se utilizaron allí. Fueron muy populares en Gran Bretaña y se emplearon en sus salones de juego y en domicilios particulares de la alta sociedad como parte de diferentes juegos de naipes. Además, en ningún caso me consta que se utilizaran como dinero fuera del estricto ámbito del juego, como sí ocurría con las fichas tailandesas de porcelana.
Imagen del reverso de la ficha

Su demanda en Gran Bretaña fue paralela a la de la porcelana y otros productos orientales prácticamente desconocidos en Europa a partir del siglo XVIII. Esta demanda de fichas orientales, caracterizadas por el refinamiento de sus diseños, conoció su apogeo a finales de este siglo y principios del XIX, declinando definitivamente alrededor de 1840 con la irrupción de nuevos juegos como el Bridge

Hechas a mano en China, presentan múltiples formas: ovaladas (como la que aparece en la foto) rectangulares, circulares, y, en muchos casos, con forma de pez. Normalmente una cara muestra diseños simples o las iniciales de la persona o familia que encargara las fichas, y la otra presenta un grabado por lo general de inspiración oriental: flores, pagodas, escenas cotidianas… si algo les caracteriza, es su gran variedad.


Detalle de la decoración del anverso (pagoda)
La que aporto yo hoy en esta entrada es ovalada, mide 46 mm. de largo y 16 mm. de ancho, y según la información a la que he podido acceder, debe ser de principios del siglo XIX. En una cara muestra un bonito grabado con una pagoda en el centro y en la otra aparece un diseño simple de rombos. En definitiva, aunque mi conocimiento sobre el coleccionismo de fichas de casino en general es próximo a cero, creo que es difícil no reconocer el interés histórico y artístico de estas llamativas fichas.  

Para saber más y ver más modelos de fichas, os dejo los siguientes enlaces: 








 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Translate