jueves, 31 de diciembre de 2020

FELIZ 2021

Desde que comencé con Curiosidades Numismáticas allá por 2012, aprovecho todos los finales de año (o principios del siguiente, dependiendo de mi disponibilidad) para, además de enviar las debidas felicitaciones a todas las personas que emplean unos minutos de su tiempo en leerme, hacer balance de lo que ha sido el ejercicio. Este 2020, realmente extraño y sobrecogedor, no podía ser una excepción.

Pese a que en prácticamente todos los sentidos 2020 ha sido un año terrible, en el que aunque hayamos tenido la suerte de no sufrir pérdidas personales todos conocemos a personas que sí las han sufrido, y la palabra "confinamiento" ha pasado a ser un término habitual en nuestras vidas, creo que hemos podido aprender algunas lecciones. Soy consciente de que es un tópico afirmar que toda crisis representa una oportunidad pero, como suele ocurrir con los tópicos, tiene bastante de cierto. Muchos hemos podido pasar más tiempo con nuestra familia, redescubrir los juegos de mesa, o comprobar por fin las ventajas de la formación online o del teletrabajo. 


Dinero de piedra del Pacífico

Y es precisamente aquí donde los coleccionistas de numismática y notafilia podemos respirar aliviados. El comercio online lleva años funcionando y ha salido claramente reforzado durante la pandemia por lo que podemos concluir que nuestras aficiones han permanecido intactas durante este último año. Personalmente, solo he echado de menos las visitas a mis establecimientos favoritos o a lugares públicos como la Plaza Mayor de Madrid o la Lonja en Valencia (el trato humano siempre añade un toque especial a cualquier venta), pero estoy seguro de que la mayor parte de vendedores han podido adaptarse sin muchos problemas a la nueva situación. Algo que me ha alegrado descubrir han sido las conferencias y convenciones online. A los que, por obligaciones laborales y familiares, nos es difícil emplear tiempo y recursos en asistir a eventos, de nuevo la tecnología nos ha ayudado a hacerlo más llevadero. De hecho, a finales de Noviembre tuve la oportunidad de asistir a la convención organizada por Adolfo Ruiz de Blog Numismático en la que tuve el placer de conocer a vendedores, coleccionistas y estudiosos, así como a alguno de mis lectores. Fue muy estimulante tener la oportunidad de compartir conocimientos, anécdotas y curiosidades, así que puedo asegurar sin temor a equivocarme que en este año que empieza me podréis ver más a menudo en eventos online. 

Huo quan, la moneda de Wang Mang (9 - 23 d.C.)

En cuanto a lo que he publicado, me siento satisfecho tanto por haber sido capaz de mantener la regularidad en mis entradas (e incluso añadir alguna con respecto a años anteriores) así como por los contenidos. He tocado todo tipo de temas, desde las ruedas de piedra del Pacífico hasta las criptomonedas (que tienen en común entre sí más de lo que nos podemos imaginar) pasando por la moneda cartaginesa, los reales de la independencia de México o los efectos de la Revolución Industrial sobre la emisión de moneda. En términos geográficos también ha sido un año redondo, ya que he podido cubrir todos los continentes y explorar la historia de las nuevas potencias emergentes: China e India. 

Peseta de 1945, con el portulano de Joan de Oliva. Uno de
los mapas del Caribe más antiguos

De hecho, si tuviera que elegir la curiosidad numismática del año, me quedaría con una de las más recientes: las monedas huo quan de Wang Mang. No es por su novedad, dado que es una moneda que ha protagonizado ya varias entradas del blog, sino por el descubrimiento de su naturaleza propagandística y del irónico papel que jugaron en la caída en desgracia de su creador. En cuanto a billetes, elegiría sin dudarlo el de peseta de 1945. Siempre fue uno de mis favoritos, y más todavía cuando estudié el mapa portulano del siglo XVI que aparece en su reverso. Siempre he encontrado fascinante la cartografía, sobre todo la de épocas remotas, con lo que me he embarcado en la tarea de encontrar más billetes que homenajeen esta noble ciencia. 

Pero sobre todo no os quepa duda que el año que ahora comienza seguirá lleno de curiosidades. A todos los que entráis aquí y participáis, os deseo de corazón un buen final de 2020 y un feliz 2021. Muchas gracias por estar ahí. 

Nos vemos en breve.    

2 comentarios:

  1. Aunque sea con retraso desearte lo mejor para este año,y que podamos seguir leyendo tu estupendo blog, saludos cordiales José Ramón

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca es tarde si la dicha es buena :) no te quepa duda que seguiréis leyendo mis posts, de hecho tengo unos cuantos preparados. ¡Feliz 2021!

      Eliminar

Translate