viernes, 28 de diciembre de 2018

MONEDAS DEL ÍNDICO

Para concluir el año, he pensado en compartir una de esas piezas que rara vez nos vamos a encontrar en establecimientos numismáticos pero que no por ello deben resultar costosas o poco accesibles al coleccionista medio. Se trata de un medio larin, moneda de cobre de bajo valor de las Islas Maldivas, situadas en pleno Océano Índico al sur del subcontinente indio. Como pequeño país insular, las Maldivas han estado durante toda su historia influidas por los grandes imperios dominantes del sur de la India y del Golfo Pérsico, así como por su posición estratégica dentro de las grandes rutas marítimas comerciales de Asia meridional.

De hecho, la misma denominación de estas pequeñas monedas, larin, nos recordará a esas curiosas piezas consistentes en trozos alargados de plata doblados por la mitad a modo de horquilla que circularon ampliamente por los territorios bañados por el Índico occidental que tuvimos la ocasión de analizar allá por el 2016. El término larin hace referencia a todos aquellos objetos que fueron utilizados como moneda en el Mar de Arabia, lo cual incluye las célebres "horquillas" antes mencionadas así como unas curiosas piezas con forma de anzuelo de Ceilán y monedas más convencionales como la de hoy, que recuerdan en gran medida a los feluses árabes.

Mapa de Tolomeo en el que podemos observar la isla de Ceilán en medio del
Océano Índico (abajo a la derecha) con las Maldivas al sur (fuente:
https://www.geografiainfinita.com)
Y es que la influencia árabe en las islas Maldivas, sobre todo a partir del siglo XII, es innegable. No obstante, esto no siempre fue así. Aunque muchas partes de la historia de este pequeño país anterior a este momento siguen hoy en día difusas, parece ser que durante mucho tiempo fueron la religión y la cultura budista la dominante en el archipiélago, seguramente introducido por colonizadores de Ceilán que además aportaron su lengua singalesa. Ya en la Antigüedad las Maldivas se constituyeron como una base del comercio mundial, tal y como atestigua el mapa de Tolomeo del siglo II d.C. que mostraba una serie de islas en el Índico al sur de una sobredimensionada Ceilán. Durante la Edad Media las Maldivas pasaron a formar parte de la órbita musulmana cuando árabes y persas introdujeron el Islam, religión adoptada de forma oficial por los soberanos de las islas a partir de 1153 así como el árabe, que pasó a ser el idioma utilizado por la administración. 

Según los testimonios de diferentes viajeros y navegantes, las aportaciones principales de las Maldivas al comercio eran el pescado y la fibra de coco, muy importante en la construcción naval. Curiosamente, también destacaron por la exportación de los caparazones de moluscos conocidos como cipreas o cauríes. Como muchos territorios de Asia y África, la los habitantes de las Maldivas utilizaron cauríes antes de adoptar una moneda propia. Según el célebre explorador norteafricano del siglo XIV Ibn Battuta, 400.000 cauríes equivalían a un dinar de oro. También se piensa que emitieron su propio larin de plata con forma de horquilla con el nombre del soberano impreso en escritura árabe, que según el marino François Pyrard de Laval a principios del siglo XVII equivalía a 12.000 cauríes. 

Anverso de 1/2 larin de Maldivas con el nombre del sultán
Solo a finales del siglo XVII y principios del XVIII los sultanes de las Maldivas comenzaron a emitir monedas siguiendo los patrones numismáticos del mundo musulmán. Durante los siglos XVIII y XIX se produjeron monedas de cobre de forma regular en denominaciones de uno, medio y cuarto de larin cuyas características principales de pueden resumir de la siguiente manera. El anverso muestra el nombre del soberano, muchas veces incluyendo el nombre Iskandar, versión persa de Alejandro Magno. El reverso, por su parte, contiene la fecha según el calendario musulmán y el título del sultán, "Señor de la Tierra y el Mar". Pese a mi nulo conocimiento de la escritura y lengua árabe es probable que la pequeña pieza que ilustra la entrada de hoy, de 2,29 grs. y 11 mm. de diámetro, corresponda al sultán Muhammad Imaaduddeen IV (1836-1881) dado que la fecha parece indicar el año de la Hégira de 1276, es decir, 1860 según la referencia que he encontrado en esta página https://en.numista.com/catalogue/pieces34559.html

Reverso de 1/2 larin de Maldivas, con la fecha según
el calendario musulmán
Las Maldivas no fueron inmunes a la influencia de los sucesivos colonizadores occidentales portugueses, holandeses y británicos, aunque no renunciaron en ningún momento a su cultura y tradiciones musulmanas. De hecho, al convertirse en protectorado británico en 1887 acordaron delegar la defensa y relaciones internacionales en los colonizadores (cosa que no debió suponer un serio perjuicio para los maldivos, ya que nunca habían destacado en estas facetas) a cambio de mantener sus leyes e instituciones. El medio larin de hoy es una buena prueba de ello, recordándonos además lo extensa que llegó a ser, incluso en tiempos relativamente recientes, la influencia de la tradición numismática musulmana. 

Embree, A.T. y WIlhelm, F. India: Historia del subcontinente desde las culturas del Indo hasta el comienzo del dominio inglés, Historia Universal Siglo XXI vol. 17 Madrid 1981

Allan, J. The Coinage of the Maldives Islands with some notes on the cowrie and larin, The Numismatic Chronicle and Journal of the Royal Numismatic Society, Fourth Series, Vol. 12 (1912), pp. 313-332 (21 pages)

https://en.wikipedia.org/wiki/Maldives

5 comentarios:

  1. Aprendiendo de tus post como siempre,un cordial saludo y buena entrada de año

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Adolfo. Feliz 2019 parsa ti también, un año en el que seguiremos aprendiendo gracias a las curiosidades numismáticas. Un saludo y hasta pronto,

      Eliminar
  2. awsome blog post. thanks for sharing such a great post.
    book online bus tickets from Redbus

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. I think yours is the first comment I receive in English. English is almost like a mother tongue for me so please feel free to take part as much as you wish. Thank you for your kind message, best wishes for the New Year

      Eliminar
    2. I think yours is the first comment I receive in English. English is almost like a mother tongue for me so please feel free to take part as much as you wish. Thank you for your kind message, best wishes for the New Year

      Eliminar

Translate