sábado, 21 de noviembre de 2015

MONEDAS AFGANAS (II)

Anverso de jital de plata (ss. IX-X) con toro y leyenda
Sri Samanta Deva
Cuando hace ya más de dos años me empecé a adentrar en el fascinante y complicadísimo mundo de la numismática medieval india con el jital de vellón no pude sino dar unas cuantas pistas y pinceladas acerca de esta misteriosa moneda del norte de India. Por desgracia, en aquel momento no contaba con el magnífico manual de Robert Tye Early World Coins and Early Weight Standards que, entre otras muchas, aborda esta moneda como una de las más significativas e influyentes del sur de Asia en la Alta Edad Media. En aquella entrada (Monedas Indias de la Edad Media) mostraba una de las variantes finales de vellón del jital tipo jinete/toro. Hoy tengo el placer de compartir aquí una de las versiones originales, emitidas por los Shahis (reyes) de Kabul alrededor del siglo IX. 


Como sabéis, para mí es obligado ofrecer el contexto histórico de cualquier curiosidad publicada aquí. Debo reconocer que en el presente caso no ha sido nada sencillo, pues las fuentes de la época sobre los reinos medievales del norte de la India son en ocasiones poco claras y confusas. Por sorprendente que parezca la zona que hoy comprende el sur y este de Afganistán, el norte de Pakistán y el noroeste de India no eran de religión musulmana durante la Alta Edad Media sino budista/hinduista. El reino de los Shahis de Kabul, dinastía de origen turco y religión budista que surgió tras la desintegración del Imperio Kushan, ocupaba esta zona.  A partir de alrededor de 870 Kellar, un valido de casta brahmin del rey Lagaturman, derrocó a su señor y se hizo con el poder iniciando una nueva dinastía, conocida como Shahis Hindues. 

Reverso de la misma moneda mostrando jinete con lanza
La consolidación de esta dinastía en el poder coincidió con la pujanza de otro pueblo, el de los gaznawíes, de origen turco, cultura persa y religión musulmana, que tenían puestas sus miras en el norte del subcontinente. Esto hizo inevitable el conflicto con los Shahis Hindues por la supremacía en el este de Afganistán, resuelta a favor de los primeros. Para los Shahis Hindues esto significó la pérdida de Kabul, aunque su reino se mantuvo hasta el primer cuarto del siglo XI en medio de una progresiva pérdida de influencia y territorio.    

Seguramente la aportación más importante de este reino fue la económica y monetaria gracias a la introducción del jital de plata que podéis apreciar en las imágenes. Esta moneda fue introducida por los Shahis de Kabul a mediados del siglo VIII y, salvo los primeros ejemplares, mantuvo un peso aproximado de 3,3 grs., resucitando una medida utilizada durante el Imperio Maurya 1000 años antes. De magnífico diseño (aunque con el tiempo se volvería más esquemático y abstracto) muestra un toro en el anverso y un jinete con lanza en el reverso, simbolizando las dos esencias del reino de los Shahis: la india (toro) y la afgana (jinete). La inscripción del anverso, en escritura sarada, puede reproducir dos leyendas: Sri Spalati Deva o Sri Samanta Deva. En ambos casos no parece tratarse de nombres concretos sino de títulos reales o militares. La moneda de hoy corresponde a esta segunda categoría (Samanta Deva), debió ser emitida bajo el mandato de los Shahis Hindues en la segunda mitad del siglo IX, pesa 2,75 grs. y mide 19 mm. 


Jital de vellón del norte de India
ss. XII-XIII (reverso)
Jital de vellón del norte de India
ss. XII-XIII (anverso)















Los primeros jitales tenían un alto contenido en plata (alrededor del 67 %) pero tras la invasión de los gaznawíes, el contenido de este metal se fue reduciendo hasta quedar en un 25 %, seguramente debido a las medidas de urgencia tomadas en un contexto bélico. Una vez asentados los gaznawíes comenzaron a emitir su propia versión del jital, con el toro en el anverso y una inscripción arábiga en el reverso como muestra inequívoca de su fe musulmana. Los Rajas de Delhi, de religión hinduísta, continuaron en la misma época con su propio jital de vellón del tipo jinete-toro. No obstante, parece ser que estos últimos siempre trataron de conservar cierta proporción de plata, mientras que los gaznawíes la acabaron suprimiendo, siendo sus últimos jitales meras piezas de cobre . 

Posteriormente, cuando los guríes se hicieron con el control de esta zona en la segunda mitad del siglo XII, conquistando el reino gaznawí y varios reinos hindues, produjeron también nuevas variaciones de esta moneda en cobre y vellón, destacando el tipo del jinete en el anverso con inscripción arábiga en el reverso. El sultanato de Delhi, que más adelante configuraría un poderoso reino en el norte de India, adoptó a su vez a principios del siglo XIII el jital de vellón tipo jinete/toro, en lo que sería la última versión de una moneda extensamente imitada y esencial para las pequeñas transacciones comerciales en el noroeste de India durante nada menos que cinco siglos.

Early World Coins & Early Weight Standards, by Robert Tye, published by Early World Coins, York 2009 pp. 78 y 97

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Translate