miércoles, 29 de abril de 2015

MONEDAS POLÉMICAS (II)

Anverso de las 500 liras de plata de 1958.
Mide 29 mm. y pesa 11 grs. 
Hace unas semanas compartimos aquí el Standing Liberty Quarter, moneda de 25 centavos de dólar que hace 100 años nació rodeada de controversia por motivos de escándalo público. Hoy voy a mostrar aquí otro caso parecido de moneda que en su día causó también un gran revuelo, aunque por motivos bien distintos. Se trata de la moneda de plata de 500 liras conocida como "caravelle", pues contiene en su reverso las célebres Pinta, Niña y Santa María comandadas por Colón. 

Tras haber superado tiempos realmente difíciles, Italia se encontraba en un gran momento a finales de los años 50 del pasado siglo. Había encontrado su estabilidad política en un régimen de democracia parlamentaria con la hegemonía, eso sí, de la  Democracia Cristiana; había iniciado un considerable despegue económico gracias al Plan Marshall y había conseguido acceder como socio fundador a una de las organizaciones internacionales a las que casi todo país del continente aspiraría a pertenecer: la Comunidad Económica Europea. Tras quedar arrasada durante la II Guerra Mundial y sufrir las consecuencias de ser, al menos temporalmente, una de las llamadas potencias del Eje, el país estaba de enhorabuena.


Fue en este momento cuando el Tesoro italiano decidió
Reverso de la pieza con las tres carabelas
poner en circulación una emisión de alto valor, concretamente una moneda de 500 liras de plata, que conmemorase una de las etapas más significativas para Italia: el Renacimiento. Generalmente ubicada en los siglos XV-XVI, esta época significó un fuerte impulso a las artes y a las ciencias, así como una ampliación de las fronteras geográficas, pues comenzaron a tener lugar los grandes descubrimientos. La península italiana (no podemos referirnos a Italia, pues quedaban todavía varios siglos para su unificación) fue protagonista activa de este periodo, especialmente en el campo del arte, la exploración y el pensamiento político.

La moneda de hoy, pues, homenajeaba el Renacimiento por sus dos caras. El anverso, diseñado por el grabador Pietro Giampaoli, muestra el busto de perfil de una mujer ataviada al estilo de la época. La mujer en cuestión no era otra que Letizia Savonitto, esposa de Giampaoli, que se ofreció como modelo. El reverso, del cual se encargó Guido Veroi, representa las tres carabelas de Cristóbal Colón navegando hacia lo desconocido. Una moneda así solo debiera llamarnos la atención por su belleza o por las circunstancias históricas en las que se diseñó, sin embargo causó un gran escándalo cuando fue puesta en circulación. ¿Por qué fue así?  

Cuando las primeras monedas se pusieron en circulación en 1957 cundió la incredulidad entre los usuarios, puesto que no entendían cómo era posible que los gallardetes de los mástiles de las carabelas ondearan en sentido contrario a la marcha de las naves, es decir, hacia la izquierda. Veroi se defendió explicando que su diseño respondía a criterios estrictamente históricos, pues Colón manifestó en su diario de a bordo que había viajado contra el viento. Todo este rigor no sirvió de mucho puesto que tras la puesta en circulación de unos 2.000 ejemplares se decidió “corregir” la posición de los gallardetes para que ondearan hacia la derecha, como veis en las imágenes de este post.

Los gallardetes de las carabelas ondeando en la dirección "correcta"

Como habréis podido deducir, mientras que la mayor parte de las monedas de 500 liras “corregidas” tienen un coste muy razonable (se emitieron de forma regular nada menos que hasta 2001) las originales han alcanzado unos precios astronómicos, situados en los miles de euros. Sea como fuere, la moneda de hoy no solo es una pieza de gran contenido histórico y atractivo diseño, sino también un buen ejemplo de la importancia que tiene la aceptación social del dinero por encima de cualquier otra consideración.

Desde aquí me gustaría enviar un cordial saludo y mi agradecimiento a Rafael, cuya documentación me ha servido para completar esta entrada.

http://www.conuvi.com.ar/posts/micoleccion/3134/500-liras-Las-Carabelas-.html

5 comentarios:

  1. Excelente artículo, se me había pasado por alto. Como apasionado de la cultura italiana, y coleccionista de la lira he disfrutado en sobremanera leyéndote una vez mas. Quería apuntar que durante algunos años de producción y a partir de 1961 la moneda de plata de 500 liras que nos muestras convive con otras acuñaciones conmemorativas de mismo valor facial, metal y peso que rememoran personalidades italianas y acontecimientos importantes del país. La lira italiana, desde su aparición hasta su finalización con la llegada del euro, personalmente me parece una de las monedas más bellas junto a la peseta claro está, una moneda que basa su iconografía y arte en las antiguas monedas romanas. Un Saludo y gracias una vez más por tan bello artículo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy buena observación, ahora mismo me vienen a la mente las monedas de 100 liras que utilicé en mi viaje de fin de curso de COU y que aún guardo. Muchísimas gracias por, como siempre, aportar información adicional a mis entradas, un saludo

      Eliminar
    2. HOLA A TODOS MUY BUENA LA INFORMACION Y DISPONGO DE UNA DE ELLAS MONEDA DE 500 LIRAS DE LAS PRIMERAS DE ESOS 2000 EJEMPLARES

      Eliminar
  2. Como agregado anecdotico puedo decir que la belleza de estas monedas agregado al hecho de ser de plata,hizo que pusieron de moda entre las mujeres para utilizar como medallones, por lo que se engarzaban. Por supuesto que la gran mayoría de las monedas utilizadas para tal fin eran las "corregidas" , pero ha quedado un pequeño número de las originales dando vuelta en algun medallon , pasando de madre a hija o nieta y desconociendo el valor que las mismas pueden tener en un remate para los coleccionistas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por su aportación, desde luego muchas veces podemos encontrar verdaderos tesoros entre los objetos guardados de nuestros padres y abuelos. Recibe un cordial saludo

      Eliminar

Translate