lunes, 20 de abril de 2015

DÓLARES DISNEY

En varias ocasiones he tenido el placer de compartir en este espacio dinero de fantasía, emisiones imitativas de dinero real creadas exclusivamente para el coleccionismo, pero sin ninguna aplicación práctica. La entrada de hoy está dedicada a un curioso ejemplo de dinero de fantasía que circula, es decir, que es de curso legal, aunque en espacios muy limitados. Se trata de los dólares Disney, emitidos para la adquisición de bienes y servicios en los parques temáticos seguramente más conocidos del mundo: Disneyland y Disney World. 




A lo largo de su dilatada carrera, Walt Disney (1901-1966) demostró no solo ser un visionario en todo lo referente al mundo de la animación sino también en las posibilidades económicas que este fenómeno traía consigo. Los parques temáticos de Disneyland en California y, más tarde, el de Disney World en Florida son buenas muestras de ello. Precisamente fue un empleado de Disneyland, Harry Brice, quien sugirió que la Walt Disney Company emitiera billetes propios para ser vendidos a coleccionistas. Los responsables de la empresa encontraron esta idea atractiva y pronto se pusieron manos a la obra, encargando el diseño al ilustrador Matt Mew y la impresión a la compañía EPI de Battlecreek, Michigan. 

Desde 1987 los dólares Disney se han impreso todos los años salvo en 1992, 2004 y 2010. Su producción y su estilo es en muchos sentido idéntica a la del papel moneda real, utilizando un tipo de impresión intaglio grabada en acero y papel de algodón, lo que al tacto da la sensación de billete auténtico. El formato, en cuanto a tamaño y diseño, es similar al de los billetes de dólar. Además, cuentan con características propias de todo billete de curso legal como: 

  • número de serie de ocho cifras precedido por una A (de Anaheim, lugar donde se ubica Disneyland en California) o por una D (de Disney World en Florida)
  • elementos de seguridad como banda magnética o microimpresión. Dado que es un dinero válido en los recintos antes señalados, la amenaza de falsificación es siempre real, lo cual lleva a introducir estas medidas. 
  • firma del Tesorero de la organización. Es sin duda uno de los detalles más simpáticos de estos billetes, ya que esta firma corresponde a Scrooge McDuck, el multimillonario e increíblemente avaro tío del pato Donald, más conocido en España como Tío Gilito. 

Las denominaciones en circulación son de 1, 5 y 10 dólares, aunque recientemente se han emitido billetes Disney conmemorativos de 50 dólares. Anversos y reversos muestran personajes y paisajes propios del universo Disney, como el que aparece en las imágenes que ilustran este post. Tal y como indica su anverso, se trata de dinero de curso legal en los parques temáticos dentro del territorio estadounidense, con lo que se pueden utilizar para acceder a las atracciones, en cafeterías y restaurantes y tiendas de souvenirs. Eso si, es importante tener en cuenta que el cambio lo recibiremos siempre en dólares norteamericanos, por lo que los coleccionistas deben siempre reservarse algunos dólares Disney de recuerdo. Además, las máquinas expendedoras de los parques no aceptan este dinero: seguramente, la idea de crear también "monedas Disney" podría complicar las transacciones hasta extremos insospechables. 
Detalle de la firma del Tesorero y la banda magnética

En cualquier caso, estos billetes poseen numerosas ventajas. La principal de ellas es que no expiran, con lo que si no se utilizan en una visita, siempre se podrán utilizar en la siguiente. Otra, que son un buen instrumento de control del gasto para turistas y visitantes, pues gracias a este peculiar cambio de moneda pueden hacerse una mejor idea de cuánto dinero gastan (de manera muy parecida a cuando se cambia moneda en el extranjero). Pero, sobre todo, es un dinero ideal para los beneficiarios últimos de las atracciones de estos parques: los más pequeños. 

Por desgracia, el parque Disney más cercano a nuestro país, en París, no ha puesto en marcha una iniciativa similar, por lo que, a pesar de ser conocido como Eurodisney, no dispone de "euros Disney" para sus visitantes... 

http://www.disneydollars.net/
http://traveltips.usatoday.com/disney-dollars-10687.html

7 comentarios:

  1. Curiosos billetes, y como siempre buen artículo. Un Saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Espero poder utilizarlos algún día! Muchas gracias por tu comentario, un saludo

      Eliminar
  2. Hola.
    Tengo dos planchas de billetes de un dolar y otra de billetes de dos dolares del 1976, salidas de la casa de la moneda, donde imprimen los billetes. Están nuevos, pero me gustaría venderlos y no se por cuanto debería hacerlo, ya que es algo inusual.
    Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jordi, si te refieres a los billetes de uno y dos dólares estadounidenses, al ser sin circular por lo general se venderán por un valor ligeramente superior a su valor facial, pero poco más. Un saludo,

      Eliminar
    2. Pero la plancha que tengo los billetes están sin recortar, están tal cuál, por eso pensaba que a lo mejor tenía más valor, ya que nadie tiene eso así.

      Eliminar
    3. Entiendo, la verdad es que acerca de estas emisiones no te puedo ayudar, dado que nunca ha caído una en mis manos, ni he conocido a ningún coleccionista. Seguramente tengan más valor, al tratarse de una curiosidad (como las monedas defectuosas por ejemplo) pero no sabría decirte. Saludos,

      Eliminar
    4. Muchas gracias por responderme a la pregunta.

      :)

      Eliminar

Translate