viernes, 31 de mayo de 2013

MONEDAS PERSAS

Extensión aproximada del reino sasánida en el s. VI
(fuente: wikipedia)
Hace un par de semanas tuve el honor de mostrar aquí una de las monedas más curiosas y complicadas de definir a simple vista con las que me he encontrado hasta la fecha: un dracma indio chalukya de los siglos XI-XII. Una de las características que más me llamó la atención fue la herencia persa que esta moneda mostraba, una herencia que se remontaba unos 500 años en el tiempo. Hoy me complace dedicar esta entrada a los dracmas de plata producidos por la dinastía persa sasánida, que dirigió los destinos de lo que hoy en día es Irán, Irak, el Golfo Pérsico y parte del Cáucaso, Afganistán y Asia Central durante más de 400 años (224-651 d.C.)

Las referencias principales que tenemos del Imperio Sasánida vienen marcadas por su rivalidad con su vecino romano. Rivalidad que en algunos casos derivó en prolongadas guerras que marcaron profundamente a ambos imperios: el propio emperador Valeriano fue capturado por el rey Sapor I en el 260 d.C. y un siglo más tarde el emperador Juliano murió en combate contra las tropas de Sapor II. Pero lo cierto es que hay mucho más que enfrentamientos militares. La dinastía sasánida tomó el poder en 224 d.C. bajo el mando de Ardashir I, que estableció una monarquía fuertemente centralizada con capital en Tesifonte, situada cerca de Bagdad. La religión oficial de este reino era el zoroastrismo (reflejado en sus monedas, como veremos más abajo), basado en las enseñanzas del profeta Zaratustra que consagraban a Ahura Mazda como dios único. La economía  se basaba principalmente en la agricultura y en el control de las rutas comerciales con Extremo Oriente y el Océano Índico.

Anverso del dracma de plata de Cosroes II (590-628 d.C.)
Un reino de estas características, tan duradero en el tiempo y económicamente próspero debía distinguirse por aportar un sistema monetario sólido, y así fue. Las denominaciones de plata, como el dracma que aparece en la imagen, fueron las más conocidas, no obstante también produjeron acuñaciones de cobre y en menor medida de oro (dinares). Los dracmas de plata se dividían en hemidracmas (medio dracma) y óbolos (un sexto de dracma).

Algo muy interesante de estos dinares es la enorme cantidad de información que contienen. Al igual que las contemporáneas monedas bizantinas podemos encontrar no solo el nombre del rey y sus títulos en el anverso sino también la ceca de la que provienen y el año de reinado en el reverso. El principal problema es que las inscripciones no están en latín, sino en pahlavi, para lo cual se hace necesario contar con cierta ayuda. Yo la he encontrado en esta página web (http://www.beastcoins.com/Sasanian/Sasanian.htm) gracias a la cual creo que he podido identificar correctamente mi moneda.

Si mi capacidad de observación no me falla, se trataría de un dracma de plata acuñado bajo el reinado de Cosroes II (Kushro en pahlavi), entre los años 590 y 628 d.C. Pese a medir 26 mm. de diámetro únicamente pesa 2,60 grs., debido a que es una moneda muy plana, sin apenas grosor. El anverso muestra el busto de perfil del rey ataviado con una impresionante corona consistente en una diadema sobre la que descansan dos alas, todo ello rematado con una media luna y estrella (aunque esta última no se llega a distinguir). A la izquierda del busto se puede apreciar el korymbos, un adorno consistente en un mechón de cabello cubierto por un trozo de tela.
Reverso del dracma que muestra el altar zoroastriano

En cuanto al reverso, podemos encontrar el altar ardiente zoroastriano vigilado por dos guardianes de frente portando espadas. El fuego, en la religión zoroastriana, es un símbolo que representa la energía del creador. En el margen derecho, dentro del anillo interior, se indica el nombre de la ceca y a la izquierda el año de reinado. No he podido identificar el nombre de la ceca en esta moneda pero creo que sí he podido distinguir el año de reinado, que podría ser el 35, es decir, el 625 d.C. un momento que marca el declive final del Imperio Sasánida.


Las aventuras militares de Cosroes II salieron demasiado caras. En efecto, Cosroes  sufrió una serie de severas derrotas por parte de Bizancio (cuyo emperador Mauricio, paradójicamente, le había apoyado en su ascenso al trono frente a sus rivales) que dejaron tremendamente debilitado a su imperio. Sus sucesores pudieron sostenerlo por poco más de 20 años, hasta el 651, momento en que cayó bajo el poder árabe (el mismo que sometería a los visigodos 60 años después). Es algo que resulta sin duda sorprendente, teniendo en cuenta que solo unas décadas antes el Imperio Sasánida había alcanzado su cénit. . . 

Para saber más sobre el sistema monetario sasánida esta página web es excelente: http://www.iranicaonline.org/articles/sasanian-coinage

En cuanto a la historia del Imperio Sasánida, os dejo esta referencia: http://www.lahistoriaconmapas.com/imperios-reinos/persas/el-imperio-sasanida-sassanid-empire/

9 comentarios:

  1. Esta está muy chula. Es cara? He intentado buscarlas por ebay, pero solo se me ocurre buscar "sassanid", y en subastas profesionales están muy caras... Algún consejo?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola he leido que buscabas esta moneda del emperador cosroes ll. del imperio persa sansanida año 590-628 dc . Pues yo dispongo de esta. Sí quieres te puedes poner en contacto conmigo.

      Eliminar
  2. Hola, la verdad es que esta la adquirí en una numismática de Valencia hace varios años por unos 20 euros. Parece ser que los dracmas de Cosroes II son de los más económicos porque ciertamente otros ejemplares tienen precios astronómicos. Desgraciadamente, no he vuelto a ver estas monedas expuestas en ningún establecimiento, por lo que creo que fui bastante afortunado en su momento. Recibe un cordial saludo,

    ResponderEliminar
  3. Hola buenos días quisiera saber si me podrían ayudar a descifrar una moneda es rarísima

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, por supuesto, será un placer intentarlo. Si quiere, mándeme una foto a la dirección de email que aparece en "contacto" y veré qué puedo hacer. Un saludo,

      Eliminar
  4. El primer problema que tenemos con este tipo de monedas es que no hay mucha bibliografía sobre moneda sasánida y, en castellano, el tema es todavía más escaso. Sin un buen libro y desconociendo el idioma las probabilidades de clasificación me parecen remotas. En breve conseguiré el Sasanian Numismatics de Göbl. Si me resulta útil para clasificar el par de ejemplares que tengo ya lo indicaré.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, por favor. Los dracmas sasánidas tienen una relevancia enorme en la numismática medieval, dado que influyeron decisivamente en la concepción del dirhem de plata y éste a su vez en los peniques de plata europeos. Al mismo tiempo, el dracma sasánida influyó en la numismática del subcontinente indio de la Alta Edad Media, como alguna vez he puesto de manifiesto en este blog, por ejemplo en las monedas que emitieron los heftalitas o el reino chalukya. Un saludo,

      Eliminar
    2. Finalmente recibí el libro de Göbl. Es una reimpresión norteamericana del libro de los 70's. Lo recomiendo altamente para clasificar dracmas sasánidas. Está en inglés pero además de las típicas explicaciones de contextualización, dispone de unas tablas donde puedes encontrar dibujos de las coronas, anversos, reversos, tranascripción de las cifras y nombres de monarcas, cecas... Costaba unos 15 € pero con gastos de aduana acabé gastando unos 40 o 50.

      Eliminar
    3. Pues me parece una buena inversión, es posible que un día me haga con este libro también. Gracias por la referencia, un saludo

      Eliminar

Translate