viernes, 1 de marzo de 2013

BILLETES RECICLADOS



Si algo he aprendido durante todo este último año dedicado a la búsqueda de curiosidades numismáticas es que el dinero notgeld alemán no puede dejar de sorprendernos. En las entradas anteriores resaltamos entre otras cosas que este dinero de emergencia producido principalmente en Alemania durante y tras la I Guerra Mundial no fue emitido únicamente en papel. En muchas ocasiones se utilizaron otros materiales como cartón, seda, terciopelo, cuero, papel de aluminio e incluso antiguos naipes para lanzar nuevos billetes locales a la circulación. Recientemente caí en la cuenta de que, si servía prácticamente cualquier material sobre el que se podía imprimir y resultaba fácilmente transportable, ¿por qué no se iba a utilizar antiguo papel moneda también?


Las tres emisiones "recicladas". Miden aprox. 9 x 4,5 cm
Efectivamente, existen emisiones notgeld hechas a partir de billetes anteriores, es decir, recicladas, y hace poco me hice con una de estas series. Se trata de tres pequeños billetes de 25, 50 y 75 pfennig, es decir, divisores del marco. Fueron emitidos en la localidad de Düren, situada en Nordrhein-Westfalen, al oeste de Alemania en Junio de 1921. Podemos comprobar que provienen de un billete de 100 marcos de la misma localidad cortado en tres trozos, en un momento en que la moneda nacional alemana empezaba a devaluarse de forma alarmante. De hecho, es curioso ver cómo dos de estas tres piezas prácticamente encajan formando dos tercios del antiguo billete, aunque dudo mucho que provengan del mismo.

El rompecabezas: juntando los billetes de 75 y 50 pfennig
tenemos 2/3 del antiguo billete de 100 marcos

Tenemos así una interesante manera de ahorrar dinero y recursos en un momento de crisis económica: en lugar de emitir nuevos billetes se cortan los antiguos en varios trozos y se añade la consiguiente sobreimpresión en cada uno. Es interesante darse cuenta también de que, si bien normalmente en cualquier país (incluida la Alemania del periodo de entreguerras) las sobreimpresiones en las monedas o billetes se caracterizan por incrementar el valor facial de los mismos en tiempos de inflación, en este caso ocurre exactamente lo contrario.





Sinceramente, esta serie no es ni de lejos la más bonita que un coleccionista puede tener, pero no por ello pierde ningún interés. Lo dicho: el dinero notgeld es una continua fuente de sorpresas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Translate