viernes, 15 de febrero de 2013

LOS "BABY BONDS" DE LOUISIANA


Anverso y reverso de un baby bond de 1878
Durante gran parte de su historia, los diferentes estados de los Estados Unidos de América tenían entre sus competencias la emisión de papel moneda. No debemos olvidar que los Estados Unidos representan, políticamente hablando, la esencia del federalismo: una serie de territorios que libremente y en condiciones de igualdad ceden parte de su soberanía para avanzar hacia una unión. Parte de la historia de EEUU es precisamente la lucha (a veces incluso bélica) entre la protección de los derechos de los estados y la defensa de la idea de federación o unión. Las fuerzas conservadoras representan la primera tendencia mientras que las progresistas encarnan la segunda (exactamente lo contrario de lo que ocurre en España o en otros países europeos).



No es fácil hacerse con un billete norteamericano del siglo XIX emitido por un estado, más que nada por su alto precio en el mercado numismático. No obstante, hoy quiero presentar una excepción, que además trae consigo una interesante anécdota. Se trata de los bonos de 5 dólares de Louisiana de 1876 conocidos popularmente como.”baby bonds” por llevar impreso el retrato de un niño o niña de la época de unos dos años de edad.

Tras la Guerra Civil de 1861-1865 el gobierno federal de los Estados Unidos impuso tasas muy altas sobre la emisión de billetes por parte de los estados. La Guerra de Secesión tuvo consecuencias relevantes, muchas de ellas de sobra conocidas (por ejemplo, la abolición de la esclavitud), pero la que nos ocupa hoy fue trascendental en la historia posterior norteamericana: la reafirmación del poder del gobierno federal sobre el de los estados miembros. En este sentido, tras la guerra el gobierno federal fue progresivamente asumiendo el monopolio de la emisión de dinero hasta que los billetes estatales fueron completamente retirados de la circulación.

Interés de  los bonos en forma de cupones recortables 
No obstante, el estado de Louisiana (que formaba parte del bando separatista  conocido como confederado durante la Guerra de Secesión) encontró una forma de saltarse estas restricciones mediante la emisión de bonos. Efectivamente, los baby bonds no eran sino bonos estatales con un 3 % de interés anual, aunque en la práctica funcionaron como billetes circulantes. Además, sirvieron al estado de Louisiana como fuente de financiación durante los tiempos de la reconstrucción.

El ejemplar que muestro hoy es de 1878, y podemos comprobar que, pese a indicar claramente que es un bono del estado, su parecido con un billete de curso legal es más que sospechoso. A la derecha del mismo aparece una serie de cupones recortables. Estos cupones contienen el interés ofrecido del 3 % anual, es decir, 7 centavos y medio cada semestre, pagadero hasta el 1 de Enero de 1886. Abajo a la izquierda podemos apreciar la firma del responsable de las finanzas del estado (Treasurer), Ed Burke, que merece un comentario aparte.

Ed Burke: la firma de un corrupto
Y es que los baby bonds fueron además protagonistas de una estafa monumental. Parece ser que este tal Ed Burke (que en muchas webs se le nombra erróneamente como “Ed Bunker”), aprovechando su responsabilidad en el manejo de los fondos públicos del estado de Louisiana, imprimió por su cuenta unos cuantos cientos de miles de dólares en baby bonds con números de serie idénticos. Al descubrirse semejante malversación, no le quedó más remedio que convertirse en prófugo de la justicia por el resto de su vida, aunque no sin cierta comodidad, puesto que pudo encontrar su sitio en Honduras, país en el que tenía influyentes contactos. Interesante historia, la de este peculiar “cheque-bebé”.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Translate