viernes, 1 de febrero de 2013

DINERO DE GUERRILLA DE FILIPINAS



Anverso del billete de 5 pesos de 1944 con la imagen de D. MacArthur
La II Guerra Mundial, como muchos conflictos bélicos, ofrece innumerables posibilidades para el coleccionismo de curiosidades numismáticas. La enorme extensión territorial de esta guerra (de hecho, hay quien argumenta que ésta fue la única guerra realmente mundial que la humanidad ha conocido puesto que se libró no solo en territorio europeo, sino también en el norte de África, Asia y el Pacífico) unida a todas las secuelas económicas ocasionadas por las ocupaciones militares y las restricciones propias de tiempos de guerra hacen que podamos encontrarnos con todo tipo de dinero peculiar. Hace unos pocos años el diario El Mundo ofreció de forma gratuita una interesante colección de sellos y billetes (imitaciones, aunque muy bien logradas) utilizados por los dos bandos contendientes, que nos abrió la puerta a artículos hasta entonces poco conocidos en nuestro país.

Reverso del mismo billete


Sin duda la II Guerra Mundial será un tema recurrente en este blog. Hoy voy a hablar sobre un caso particularmente interesante, que es el dinero de guerrilla de Filipinas. Este archipiélago asiático, que alcanzó la independencia de España en 1898 pero estuvo administrado de facto por los Estados Unidos, sufrió la invasión japonesa muy poco tiempo después de los ataques a Pearl Harbour en Diciembre de 1941. Al igual que otros países asiáticos cayó en manos japonesas en poco tiempo; no obstante, con sus más de 7.000 islas Filipinas es un lugar difícil de invadir y controlar, y por lo tanto muy propicio para cualquier movimiento de resistencia.

A principios de 1942 el gobierno filipino presidido por Manuel Quezon se refugió en la isla-fortaleza de Corregidor, donde el General Douglas MacArthur, máximo responsable militar aliado en el Pacífico, tenía su cuartel general. Desde aquí el gobierno (que pronto lo sería en el exilio) autorizó la creación de los comités de moneda local y la consiguiente impresión de dinero de emergencia que contrarrestara los nuevos pesos que empezaban a introducir los japoneses.
Anverso del billete de 20 pesos de 1942 (fac-simil)

Como en otros casos similares, las razones para la impresión de este dinero eran principalmente dos. La primera era una razón práctica. Al iniciar los japoneses la invasión, numerosas municipalidades destruyeron o sacaron del país todo el dinero que pudieron (en papel o metal) para evitar que cayera en manos de los invasores. Esto hacía necesario emitir nuevo dinero para posibilitar las transacciones económicas cotidianas durante la guerra.

La segunda era una razón propagandística y patriótica, ya que este dinero se convirtió en un verdadero símbolo de resistencia. En efecto, los comités de moneda local (local currency committees) fueron responsables de todo el proceso de impresión: contratación de dibujantes para los diseños y grabadores para fabricar las placas, adquisición de imprentas y provisión de papel (esta última sin duda la parte más complicada, de hecho, es fácil comprobar que cualquier tipo de papel podía servir)
Un duro competidor: billete de 10 pesos puesto en
circulación por los japoneses

Como consecuencia tenemos un dinero fabricado en condiciones extremas, pues no solo se imprimía en tiempos de guerra, sino también en la clandestinidad. Los diseños son por lo general muy simples y las impresiones en muchos casos pueden parecer excesivamente toscas pero es algo que se entiende perfectamente cuando se tienen en cuenta las circunstancias históricas. En esta entrada adjunto dos ejemplos de estas emisiones producidas en Ilo-Ilo: 5 pesos con la imagen del General MacArthur y 20 pesos con la del Presidente Roosevelt. La primera es original, mientras que la segunda se trata de una imitación

Como el gobierno filipino en el exilio animó a las localidades a emitir este tipo de billetes, podemos encontrar una gran variedad de emisiones. Está página muestra muchas de ellas, incluidas las que ofrezco yo hoy aquí, ordenadas geográficamente: http://www.guerrilla-money.com/index.php. Sin duda, este dinero ofrece muchas oportunidades al coleccionismo por precios generalmente asequibles. Además, nos ayuda a comprender mejor la historia reciente de un país con el que tenemos incuestionables lazos históricos y culturales.


2 comentarios:

  1. Que bueno el Blog pero quisiera que tambien hablaras de algo de curiosidades numismatcas no solo de Europa y asía si no también de Guatemala y Centro américa gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Encantado de saludarte. Sobre Centroamérica publiqué el pasado 10 de Enero una entrada sobre los billetes de la hiperinflación de Nicaragua en los años 80. Es cierto que hasta la fecha he escrito menos de Latinoamérica que de otras partes del mundo (Asia da mucho juego, la verdad) así que si tienes sugerencias sobre Guatemala y otros países de la zona por favor no dudes en pasármelas. Muchísimas gracias por tu comentario y tu interés, espero verte a menudo por aquí,

      Eliminar

Translate