miércoles, 19 de diciembre de 2012

UN GRAN BILLETE


Al igual que la última vez que me despedí por vacaciones allá por el mes de Julio voy a compartir con vosotros/as una curiosidad numismática proveniente de esa fuente inagotable llamada Rusia.

Anverso y reverso del billete de 500 rublos de 1912
Siempre he considerado muy interesantes los billetes rusos de principios del siglo XX, por dos razones principalmente. La primera es su llamativo diseño, muy elaborado y con concesiones al clasicismo, tal vez un poco sobrecargado en ocasiones. Muchas veces los billetes impresos no hacen sino reflejar las tendencias artísticas de su tiempo, y en este caso (y esto no es más que una opinión personal) quizá puede observarse una cierta inclinación hacia el Art Nouveau, imperante por aquellas fechas. La otra razón es su gran tamaño. Incluso denominaciones pequeñas como los billetes de 3 y 5 rublos de hace 100 años serían considerados demasiado grandes hoy día para el tamaño de nuestras carteras. Como consejo, os puedo decir que si os interesa comprar alguno de estos billetes es mejor pagar un poco más por emisiones sin circular, porque si los adquirimos circulados es habitual encontrarlos con pliegues. Muchas veces la única manera de transportar uno de estos billetes sin doblar sería dentro de un portafolio. 


Aprovechando que el 2012 termina, hoy quiero presentar un billete centenario. Se trata del billete de 500 rublos de 1912, cuyas imágenes adjunto en esta entrada.  Presenta en el anverso al zar Pedro I, adalid del reformismo modernizador de las medievales estructuras del Imperio Ruso a principios del siglo XVIII. Lo más interesante de esta emisión es que parece ser una de las de mayor tamaño que jamás se han producido para la circulación.
Detalle del retrato del zar Pedro, que aparece también
en las marcas de agua a la derecha
Cuando nos percatamos de las medidas (27,5 cm. de largo x 12,6 cm. de ancho) nos preguntamos: ¿existen (o han existido) billetes más grandes? Consultando diversas fuentes he podido averiguar que sólo ha sido superado en tamaño por el billete de 100.000 pesos de Filipinas de 1998, que mide aproximadamente 35,56 cm x 21,60 cm. De este billete se emitieron solamente 1.000 ejemplares para conmemorar el centenario de la antigua colonia española, por lo que su precio en el mercado de la notafilia es considerablemente alto. http://colnect.com/es/banknotes/banknote/28911-100000_Piso-1998_Commemorative_Issue-Filipinas.


Parece ser que durante mucho tiempo el billete de 500 rublos de 1912 fue el más grande (físicamente se entiende) jamás puesto en circulación. No obstante, como no he podido investigar mucho más a fondo os pido que, si se os ocurre algún ejemplo de billete de curso legal que haya podido rivalizar en tamaño con éste, me lo hagáis saber.

Detalle de la firma del gobernador Shipov,
que es la que aparece más arriba
Los 500 rublos de 1912, históricamente hablando, son fiel reflejo del declive final del zarismo y del rápido deterioro económico que Rusia comenzó a padecer con su entrada en la I Guerra Mundial. La cuenta atrás para la caída de los Romanov había comenzado, y la participación en la guerra de 1914 no hizo sino acelerarla. Si bien este billete fue en su momento el de mayor valor facial su valor real se vio rápidamente reducido como consecuencia de la inflación propia de una economía de guerra. Así, hoy en día los billetes que muestran la firma del gobernador Konshin (que ocupó el cargo entre 1909 y 1912) son más valorados en el mercado numismático que los firmados por su sucesor Shipov (1912-1917) simplemente por ser los primeros menos corrientes que los segundos.

Y con esta curiosidad .me despido por unos días. Espero que paséis unos felices días de Navidad con los vuestros, y que nos sigamos viendo durante el 2013, año que nos traerá muchas más curiosidades numismáticas.

¡Hasta pronto! 



6 comentarios:

  1. y cuanto podria valer uno de estos billetes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, como todos los artículos que publico, no es nada caro. Uno bien conservado o poco circulado como el que muestro en la imagen cuesta alrededor de 20-25 euros. Si la firma es la del gobernador Konshin en lugar de la de Shipov el precio sube de forma notable. De todas formas, el mayor problema con este billete es encontrar un sitio adecuado para guardarlo. Reciba un cordial saludo,

      Eliminar
  2. disculpa yo tengo en mi poder un billete firmado por konshin y quisiera saber su valor por favor...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, después de realizar las debidas pesquisas, te informo que el precio de este billete firmado por Konshin sin circular se elevaría a los 80 euros. En estado excelentemente bien conservado rondaría los 40 euros y si solo está muy bien conservado alrededor de 20 euros. En cuanto al "especimen", que lógicamente estaría sin circular, su precio ascendería mucho, hasta los 400 euros. En definitiva, que aunque el precio sube con la firma de Konshin, la diferencia no es tan grande como me imaginaba (salvo si se trata de un especimen, claro). Reciba un cordial saludo,

      Eliminar
  3. Mi padre tiene más de 150 billetes firmados por Shipov, y la gran mayoria numeros de serie consecutivos, en perfecto estado. Según me explicó un día, como curiosidad, fueron de Rusia a Argentina, y de allí a Argentona (prov. Barcelona). No se más de su origen. Ya le preguntaré.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por aportar tu interesante anécdota. Si puedes averiguar más cosas sobre este curioso viaje, por favor no te lo guardes. Recibe un cordial saludo

      Eliminar

Translate