viernes, 14 de diciembre de 2012

CÓMO FABRICAR TU PROPIO DINERO (II)

Serie completa de billetes de Len Hill para conseguir
fondos para el santuario de aves de Jason Islands
Hace unas semanas tuvimos la oportunidad de compartir los tristemente conocidos biletov rusos, certificados de acciones emitidos por la empresa de Sergei Mavrodi MMM a mediados de los 90 que no fueron más que un instrumento para llevar a cabo una gigantesca estafa piramidal. Estos biletov hábilmente imitaban al papel moneda, dándole cierta imagen de seriedad ante los incautos inversores. Hoy vamos a ver otro ejemplo de emprendedores que emiten sus propios billetes, pero en esta ocasión por una buena causa: la conservación del medio ambiente.


Leonard (Len) Hill fue un empresario británico con una gran pasión por la ornitología. Tanto era así que en 1970 adquirió las Islas Sebaldes (Jason Islands en inglés) para poner en marcha un santuario de aves. Estas islas bajo soberanía británica consisten en un pequeño archipiélago situado al noroeste de las Islas Malvinas (Falklands para los angloparlantes) al sur del Océano Atlántico y a 250 millas de la costa de Argentina. Las Sebaldes se caracterizan entre otras cosas por estar completamente desabitadas, salvo por una nutrida población de diferentes especies de pingüinos y otras aves típicas de esas latitudes.
Anverso del billete de 10 libras, con la imagen de Len Hill
(dcha.) y un tipo de pingüino (izda.)
No parece que Len Hill encontrara muchos problemas para adquirir este mini-archipiélago e inaugurar su ambicionado proyecto. Empezar algo puede ser relativamente fácil, sobre todo cuando uno cuenta con los medios, pero el mantenimiento a medio y largo plazo se suele mostrar más complicado. Es el caso de este santuario, que a los pocos años empezó a encontrar serios problemas de sostenibilidad económica. Como forma de captar fondos para el mantenimiento del santuario Len Hill decidió imprimir billetes de varias denominaciones para ser vendidos como souvenirs o en el mercado del coleccionismo.

Reverso del billete de 10 libras.
El diseño es común en toda la serie
No se sabe exactamente cuándo se empezaron a imprimir estos billetes, pero se supone que fue a finales de la década de 1970, seguramente 1978. En todos ellos se especifica que son válidos hasta el 31 de Diciembre de 1979, queriendo decir (al menos yo lo entiendo así) que podían canjearse por dinero de curso legal hasta esa fecha. Como puede apreciarse en las fotos que adjunto, la serie consiste en 5 denominaciones (50 peniques, 1, 5, 10 y 20 libras) de diferentes colores que reproducen tipos distintos de pingüinos en los anversos. En todos estos billetes es común el retrato de Len Hill en el anverso (que aparece como “Administrador”) y una imagen de las Islas Sebaldes en el reverso.


Retrato de Len Hill, común
en los anversos

La verdad es que he encontrado demasiado misterio alrededor de estos billetes: no sólo se desconoce la fecha exacta de su emisión, sino también el número total de billetes emitidos (aunque seguro que se pueden contar por miles en el mercado del coleccionismo) o la empresa o persona responsable de su emisión. Esta falta de transparencia es la única pega que puedo encontrar a una iniciativa por lo demás muy noble.


Imagen de un pingüino del cabo en 
el anverso del billete de 1 libra

Tras la muerte de Len Hill sus familiares decidieron vender este santuario de aves, que pertenece hoy en día al Wildlife Conservation Society de Nueva York (http://www.wcs.org/). La WCS es una organización dedicada a la conservación de espacios naturales y a la protección de especies amenazadas por todo el planeta. Después de todo, parece ser que por lo menos Len Hill consiguió que su legado tuviera continuidad.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Translate