viernes, 12 de febrero de 2021

¿A IZQUIERDA O A DERECHA?

Una de las tareas más habituales en la enseñanza de idiomas, ocupación a la que dedico ahora la mayor parte de mi tiempo, es la búsqueda de material de lectura para estudiantes. Es una actividad que puede resultar frustrante cuando se emplean horas y apenas se encuentran textos adecuados, no obstante esta frustración puede verse compensada cuando nos topamos con artículos interesantes. Si estos artículos además son sobre numismática, podemos tener un día redondo. Hace unos días, buscando extractos en la prensa local británica me encontré con el siguiente titular: ¿Por qué la Reina mira a la derecha en las monedas y a la izquierda en los sellos? Ya os podéis imaginar mi reacción al respecto...


Vista a la izquierda, vista a la derecha...

Los británicos son conocidos expertos en el mantenimiento de tradiciones ancestrales: la cámara de los lores, sistemas de medida predecimales o la conducción por el lado izquierdo son unos pocos ejemplos que muestran su apego a las costumbres así como su resistencia (justificada o no) a las influencias externas. En el caso de las monedas, la Royal Mint mantiene una tradición desde la época de Carlos II  (1660-1685, un reinado que curiosamente coincidió con nuestro propio Carlos II) según la cual se diseña el busto de cada nuevo monarca mirando al lado opuesto con respecto a su predecesor. La Reina Isabel, por tanto, mira a la derecha en las monedas porque su padre el Rey Jorge VI miraba a la izquierda. Su sucesor, sea este Carlos o Guillermo, mirará de nuevo a la izquierda. 


El Rey Eduardo, "rompiendo moldes"

Una tradición de tres siglos que fue rota únicamente por un rey que pudo romper mucho más, nada menos que el célebre tío de Isabel, Eduardo VIII. Al no celebrarse su coronación oficial, las monedas con su efigie no llegaron a circular (de acuerdo con otra ancestral tradición británica, por cierto) pero en las pruebas previstas su busto miraba a la izquierda, igual que su padre Jorge V. No se sabe muy bien por qué tomó esta decisión, pero dado su carácter un tanto frívolo se cree que consideraba como su "lado bueno" el perfil izquierdo, marcado por la raya del pelo. Pese a su insistencia, su renuncia al trono significó entre otras cosas que las monedas con su efigie no verían la luz, salvo las de prueba y las piezas de fantasía para coleccionistas, como la que comparto en esta entrada. Su hermano y sucesor, mucho más convencional, decidió continuar con la tradición e ignorar el intento de su hermano, con lo que aparecería en las monedas mirando a la izquierda. 

Uno de los primeros 
sellos de Isabel II

En cuanto a los sellos, no se sigue la misma norma, pero existe una tradición también. Desde 1840, año en que los primeros sellos adhesivos comenzaron a emitirse, el o la monarca ha aparecido mirando siempre a la izquierda salvo, curiosamente, durante los primeros catorce años de reinado de la actual reina en los que aparecía con una vista de tres cuartos (hacia el lado izquierdo, eso si). La razón se debe a que seguramente este retrato de la joven reina se basó en el diseño de un medallón de la época. Desde 1967 su busto ha aparecido siempre mirando a la izquierda excepto en emisiones conmemorativas. 

Al final el artículo, que comparto aquí debajo como fuente, no me sirvió como material de lectura para estudiantes, pero al menos sí me ha sido útil para crear material de lectura en mi blog. Y también, cómo no, para interesarme mínimamente por la filatelia, una afición muy cercana a la numismática que constituye por si misma un mundo fascinante para explorar. 

https://www.royalmint.com/stories/collect/edward-viii-the-coinage-that-never-was/

https://www.mylondon.news/news/local-news/queens-head-faces-right-coins-17520861

4 comentarios:

  1. Muy interesante la entrada como siempre,un cordial saludo José Ramón

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Adolfo. La verdad es que el tema lo he tenido ahí desde hace mucho tiempo, dado que un lector dejó un comentario al respecto en mi artículo sobre las monedas de fantasía de Eduardo VIII (ucronía numismática) hace alrededor de dos años. Gran Bretaña siempre da mucho de sí en estos temas :) un saludo

      Eliminar
  2. Muy buen artículo. Me gusta mucho la moneda británica y ya me había dado cuenta. Lo que sorprende que Jorge VI acuñara sus monedas como si su hermano hubiese seguido la tradición con la efigie a la derecha

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias! Viendo la historia de la familia real británica durante ese convulso periodo no sorprende tanto: Jorge quería seguramente borrar cualquier legado que su hermano quería dejar. Un saludo

      Eliminar

Translate