sábado, 1 de febrero de 2020

DINERO DE PIEDRA

Durante los ocho últimos años y más de 250 entradas ha pasado por aquí todo tipo de dinero curioso y peculiar: caparazones de moluscos, clavos, telas, frutos, bienes de consumo más o menos demandados… era cuestión de tiempo que algo tangible, resistente y transportable como la piedra apareciera también, y hoy ha llegado el día. Eso sí, os aviso que no se trata de un objeto fácil de coleccionar por dos razones principalmente. Una es su lejanía geográfica, pues proviene de Micronesia, un lugar bastante poco accesible para los europeos. La otra son sus grandes dimensiones, pues algunas de estas primitivas monedas han llegado a superar los 3,5 metros de diámetro y las cuatro toneladas de peso. Una imagen vale más que mil palabras: 


Rueda fei de la isla de Yap de aprox. 2,5 m de diámetro
(fuente: wikipedia


Aunque los orígenes de estas impresionantes ruedas son inciertos, se sabe que los habitantes de la isla de Yap en las Islas Carolinas del Pacífico utilizaron esta forma de intercambio conocida localmente como rai o fei durante siglos. Se trataba de discos de piedra caliza con un agujero central redondo cuyo tamaño podía oscilar entre unos pocos cm. y los más de tres metros mencionados, con un grosor que llegaba a alcanzar el medio metro en los ejemplares más grandes. El material no era local, un hecho que explica en parte el valor que se daba al dinero fei, sino que tenía que ser transportado desde Palau a más de 400 km. No obstante, el tamaño o la rareza no eran los únicos atributos que determinaban el valor del fei. Al tratarse de un dinero comunitario, aceptado por los habitantes de Yap sin necesidad de una institución que regulara su uso, elementos subjetivos como la estética, la dificultad en su transporte o la historia que rodeara a la piedra eran determinantes a la hora de establecer su cotización en la isla.

De hecho, pese a que puede considerarse al dinero fei como una forma primitiva de dinero, aporta muchas lecciones sobre la naturaleza del mismo, llegando a compararse con las modernas bitcoins. Su uso, que podía abarcar todo tipo de transacciones, desde los alimentos básicos hasta las alianzas y negociaciones políticas, pasando por dotes y herencias, se basaba en la estricta confianza entre sus usuarios. Para hacernos una idea, el poseedor de una rueda fei no necesitaba tenerla físicamente cerca, únicamente bastaba que fuera reconocido como legítimo dueño por la comunidad. Una de las anécdotas que mejor ejemplifica la lógica del dinero fei en Yap es la de una familia a la que se reconocía como poseedora de una rueda de grandes dimensiones (y por lo tanto de un alto valor) perdida en el océano. Según la historia local esa piedra habría sido adquirida por un antepasado de esta familia, con tan mala suerte que fue hundida por una tormenta en el momento en que era transportada por mar. Aún así, como los marineros que remolcaban la piedra pudieron testificar sobre este hecho, del que no era culpable el propietario, así como sobre su tamaño y calidad, los habitantes de Yap reconocieron a esta familia como propietaria legítima de la misma, lo que le permitió  disfrutar de sus beneficios como si la guardaran en su propia casa.


Imagen de una rueda fei en el Smithsonian Institution
(Encyclopedia of Money, L. Allen)
 


El empleo de esta forma de dinero comenzó a declinar a medida que el comercio internacional se intensificaba en el Pacífico y se convertía en el escenario  de los conflictos entre diferentes potencias, incluida España que, hasta 1898 ejerció su soberanía sobre las Carolinas. Aún así, aunque hoy en día no se emplee para realizar transacciones económicas, el dinero fei sigue teniéndose en cuenta en un plano más simbólico como en la reparación de daños morales o en la resolución de conflictos, tal y como detalla este interesante artículo http://www.bbc.com/travel/story/20180502-the-tiny-island-with-human-sized-money


Con esta impresionante continuidad histórica, que ha sobrevivido a colonizaciones, conflictos entre grandes potencias, e incluso las revoluciones tecnológicas, las piedras fei de Yap nos enseñan lecciones muy valiosas. Para mí, la principal tiene que ver con la importancia de conceptos tan abstractos como la confianza y la aceptación para garantizar el éxito de algo tan material como es el dinero. 

Encyclopedia of Money, by Larry Allen, ABC-Clio Inc. Santa Barbara, California 1999
Odd and Curious Money. Descriptions and Values by Charles J. Opitz 2nd edition 1991
https://en.wikipedia.org/wiki/Rai_stones
https://www.sciencealert.com/the-original-bitcoin-still-exists-as-giant-stone-money-on-a-tiny-pacific-island

4 comentarios:

  1. Increíble post enormes monedas en Micronesia,la forma que tenían de testimoniar que el dinero pertenecía a alguien etc,genial el post saludos cordiales José Ramón

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Adolfo, una pena que ninguna de estas vaya a caer en nuestras manos...bueno, bien pensado, mejor que no :) un saludo

      Eliminar
  2. Muy buen post. Yo pude ver una de ellas en Estocolmo.

    Saludos,
    Adolfo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que bueno! La próxima vez que vaya al Británico me fijaré, que creo que guardan alguno. Un saludo

      Eliminar

Translate