martes, 5 de febrero de 2019

DINERO DEL AÑO NUEVO CHINO


No suelo publicar entradas aprovechando grandes acontecimientos pero hoy voy a hacer una excepción. Ahora que estoy tratando de sumergirme en la lengua y la cultura chinas, creo que es una excelente ocasión para dedicar una entrada al Año Nuevo chino, que en 2019 se celebra el 5 de Febrero. Más concretamente, me gustaría dedicar el espacio de hoy a aquellas tradiciones y ornamentos que tienen que ver con el dinero, que, dado su fuerte carga simbólica, es fácilmente asociado con fortuna y prosperidad. 
Los sobres rojos: una de las tradiciones más visibles del Año Nuevo chino

El Año Nuevo chino, cada vez más habitual en nuestro paisaje urbano, se celebra de acuerdo con el calendario tradicional chino, que se basa en los ciclos lunares, coincidiendo con la segunda luna nueva después del solsticio de invierno. Por tanto, el Año Nuevo chino no tiene una fecha fija y siempre se celebrará en un día comprendido entre el 21 de Enero y el 20 de Febrero según el calendario gregoriano. Como su celebración se remonta al 2697 a.C. este año sería el 4717 y, pese a que un origen tan remoto es necesariamente incierto y plagado de leyendas y referencias mitológicas, es un recordatorio de la existencia de distintas visiones sobre la Historia de la humanidad, que poco a poco van adquiriendo mayor relevancia en un mundo globalizado. 

El calendario gregoriano fue oficialmente adoptado tras la caída de la última dinastía imperial en 1911 pero la cebración del Año Nuevo tradicional no ha sido en ningún caso abandonada ni en China (incluyendo a Taiwán) ni en los países de su órbita cultural como Corea, Japón o Vietnam, así como en todos aquellos que cuentan con un porcentaje significativo de población de origen chino como Singapur, Tailandia, Filipinas, Myanmar, Malasia o Indonesia. En China es de hecho la festividad tradicional más importante, como lo demuestra el puente de siete dias que disfrutan sus habitantes así como los millones de desplazamientos que origina. Es seguramente la ocasión que con más intensidad refleja los rasgos culturales e idiosincrasia del mundo chino, un momento en el que todo tipo de tradiciones (artísticas, culinarias, musicales) se mezclan con la creencia universal  de renovación y buenos propósitos propia de todo comienzo de año. 
Adorno de Año Nuevo
con monedas cash

En muchas culturas el dinero juega un papel relevante a la hora de expresar este tipo de creencias, siendo el caso de China realmente significativo. Muchos de los adornos que se utilizan durante la festividad de Año Nuevo contienen elementos imitativos de formas antiguas de dinero, concretamente lingotes de oro y plata y, cómo no, monedas cash. Afortunadamente pude encontrar uno de estos adornos, consistente en réplicas de cinco monedas de la dinastía Qing (1644-1911) entrelazadas en un lazo rojo. Es justo reconocer que se trata de imitaciones muy conseguidas, ya que los caracteres de los anversos se corresponden enteramente con las  Shun Zhi tong bao, Kang Xi tong bao, Yong Zheng tong bao, Qian Long tong bao y Jia Qing tong bao, mientras que los de los reversos presentan una marca de ceca en escritura manchú correspondiente a la ciudad de Fuzhou en el sureste. Además, reflejan el tono amarillento propio del latón, aleación por excelencia en la producción monetaria Qing. 

No obstante, hoy quiero detenerme más en una tradición que implica dinero real y que en occidente identificamos con bodas y otras ceremonias religiosas (así como otras actividades de naturaleza más deshonesta por desgracia): los sobres de dinero o hongbao (红包). Se trata de una arraigada costumbre que básicamente consiste en regalar sobres rojos de dinero a familiares y seres cercanos en general. El rojo, como fácilmente podemos deducir aunque jamás hayamos tenido el placer de visitar China, es uno de los colores favoritos en esta parte del mundo, pues representa energía, felicidad y buena suerte. Por tanto, entregando estos sobres, además de dinero, deseamos todas estas virtudes a nuestros seres queridos. 

Tradicionalmente los sobres rojos con dinero se dan de padres a hijos, mayores a jóvenes, jefes a empleados siguiendo el estricto orden social confuciano, pero hoy en día es habitual también entregarlos a personas mayores o amigos. Como en todo acontecimiento social se debe seguir un determinado protocolo, del que os aconsejo tomar nota por si alguna vez os veis en esta tesitura: 


  • Cuando se entrega un sobre rojo se deben escoger billetes muy nuevos o sin circular y evitar incluir monedas (billetes muy usados y monedas causan una mala impresión). En la cantidad escogida, no muy alta que dependerá de a quién nos dirijamos, debe evitarse el número cuatro, relacionado con la mala suerte (por ejemplo, 40 0 400 yuanes), Los ochos, sin embargo, son muy bienvenidos y por lo general deben escogerse números pares. Es conveniente llevar unos cuantos sobres durante los dieciséis días de festejos de Año Nuevo por si nos topamos con algún candidato potencial a recibirlos. 
  • Cuando recibimos el sobre debemos también seguir una serie de normas establecidas. Primero, aceptar el sobre con las dos manos pues se considera poco apropiado hacerlo con una. Una vez recibido, además de expresar agradecimiento, se debe obsequiar a la persona que nos lo regala con una frase agradable y de buenos deseos. Por ejemplo, "Que la fortuna te sonría" o "Que tus deseos se hagan realidad". Segundo, como ocurre con todo regalo que se recibe en China, nunca se debe abrir el sobre delante de quien nos lo entrega: lo debemos guardar y abrir más tarde en privado. 
Con esta interesante tradición, muy apropiada en un blog como desde el que escribo, me complace poder deciros en un día como hoy: Feliz Año nuevo! 新年快乐! (Xīnnián kuàilè) 


2 comentarios:

  1. Curioso lo del número 4 para la cultura china es un número de mala suerte pero el 8 es de la buena suerte,y también el codicó de colores de como se sacan u ofrecen los billetes, gracias por tu aporte otra vez José Ramón, saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Adolfo, parece ser que se debe a que "cuatro" suena similar a la palabra "muerte" en chino mientras que "ocho" suena parecido a "prosperar". De hecho, en lugares como aviones o ascensores puede que ni veamos el 4, pasando del 3 al 5 directamente. Un saludo

      Eliminar

Translate