jueves, 30 de agosto de 2018

LOS BILLETES DEL INFIERNO

Para retomar mi actividad tras el parón veraniego, he pensado que no hay nada mejor que la búsqueda de curiosidades del lejano Oriente. Desde que el ser humano emite dinero, se han dado casos en que por circunstancias éste ha perdido la mayor parte de su valor, bien sea por políticas monetarias erráticas o por procesos inflacionarios fuera de control. Son significativas, y siempre invitan a la reflexión, las imágenes de billetes cuyo valor facial supera los cinco dígitos, de transacciones hechas al peso o en montones, o de papel moneda que únicamente ha sido pasto de los servicios de limpieza una vez que la población ha perdido totalmente la confianza en su moneda. 



Billete del infierno imitativo de 50 euros con imagen del
Emperador de Jade y la leyenda 地府通用 (dìfû tonyòng)

Los billetes que tengo el placer de compartir hoy no poseen el más mínimo valor económico (salvo aquel que el coleccionismo tenga a bien otorgarles), puesto que al no ser de curso legal no están sujetos a vaivenes financieros o circunstancias políticas. Su valor es meramente simbólico aunque de gran carga espiritual, como veremos a continuación.

Los conocidos como “billetes del infierno” (hell money o hell notes) son producto de la mitología y creencias ancestrales chinas. Dìyù (地狱considerado como el infierno chino, se puede traducir mejor como “prisión del inframundo” y es más parecido al concepto de purgatorio que tenemos los occidentales que al de infierno, ya que la estancia de las almas en este lugar es temporal, no eterna. El inframundo se presenta en la mitología china como una especie de red de laberintos colocados en diferentes niveles (en un número que difiere según las diferentes interpretaciones), donde las almas esperan a ser juzgadas por Yan Luo, Señor de la Corte Terrenal, que decidirá si van al cielo o si continúan purgando sus pecados en esta inmensa cárcel. 



Billete del infierno imitativo de 100 euros también con imagen
del Emperador de Jade y la leyenda 地府通用 (dìfû tonyòng)
Durante su estancia en dìyù, las almas llevan una vida similar a la que tuvieron en la Tierra, siendo el uso de dinero un aspecto más de esta existencia. Así, como forma de honrar a los antepasados (verdadera obligación dentro del confucianismo) y al mismo tiempo enviarles el dinero necesario para sobrevivir en el inframundo, se queman estos billetes simbólicos en diferentes ceremonias, especialmente en funerales o durante las oraciones por los difuntos en su lugar de enterramiento. También es habitual verlo en festividades como Dongzhi (que celebra el solsticio de invierno) o la del Fantasma Hambriento, una suerte de Halloween oriental. 

Gracias a su bajísimo coste hoy día existe una gran variedad de billetes del infierno, tanto en diseños como en denominaciones, lo cual aumenta su atractivo de cara al coleccionismo. Aunque se sabe que los chinos han empleado imitaciones de dinero con fines espirituales desde tiempo inmemorial, se piensa que el uso de estos billetes de fantasía se remonta a finales del siglo XIX, momento en que China comenzó a emitir papel moneda de estilo occidental. Dependiendo de dónde nos encontremos, pueden imitar al yuan chino, al dong vietnamita o al dólar estadounidense. Los que yo he encontrado, en toda lógica, son imitativos del euro, como podéis ver en las imágenes. 



Billete del infierno imitativo de 200 euros con una imagen distinta del
Emperador de Jade y la leyenda 天地通用紙幣 (tiandì tongyòng zhîbì)

En este caso, su parecido a nuestros billetes de euro es total, aunque me ha dado para analizar ciertos aspectos que me han parecido interesantes, sobre todo ahora que estoy estudiando en más profundidad la cultura y la lengua chinas: 
  • Por un lado, los textos en anverso y reverso. Los billetes de 50 y 100 euros contienen la leyenda 地府通用 dìfû tōngyòng, que viene a significar "de curso general en la Corte del Inframundo" (dìfû es una denominación alternativa de dìyù). El billete de 200, por su parte, contiene más texto en escritura china tradicional. En el lugar que corresponde a las siglas del Banco Central Europeo, podemos leer (de derecha a izquierda) 天地通用银行 tiāndì tōngyòng yínháng, es decir, Banco Común del Cielo y la Tierra. La otra inscripción, de derecha a izquierda en el anverso y de arriba a abajo en el reverso, dice 天地通用紙幣 tiāndì tōngyòng zhîbì o "papel moneda del Cielo y la Tierra". 
  • Por otro lado, las imágenes. En el caso de estos billetes aparecen únicamente dos representaciones diferentes del Emperador de Jade o Yù Huáng, gobernante supremo del cielo según la mitología china y las creencias taoistas. En diseños de otros billetes del infierno (que podéis ver en los enlaces que incluyo más abajo) es fácil encontrar además una gran variedad de simbología religiosa como dragones, el ave fénix o templos. 
Pese a que aún no es un artículo muy popular entre coleccionistas (no son billetes fáciles de encontrar en las numismáticas), su gran diversidad e indudable interés cultural pueden ser factores decisivos para cambiar esta tendencia. Además, no parece existir aún un catálogo al respecto, lo cual puede ser un verdadero incentivo para futuros estudiosos. Mi consejo a los potenciales coleccionistas es que, si en algún momento se encuentran con este peculiar papel moneda lo adquieran lo más rápidamente posible antes de que sea enviado a dìyù... para siempre. 

Además de compartir los enlaces que me han servido para documentarme, quisiera agradecer de nuevo a Rocío su ayuda a la hora de descifrar los caracteres de los billetes de las imágenes 老师,谢谢!

http://www.planetslade.com/hell-money.html

2 comentarios:

  1. Curiosísimos estos billetes,un saludo José Ramón

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Adolfo, curiosos sin duda aunque más curioso el hecho que se quemen como forma de realizar una "transferencia" al más allá :) Un saludo,

      Eliminar

Translate