lunes, 30 de abril de 2018

MONEDAS INDIAS DE LA EDAD MEDIA (IX)

Ya hemos podido comprobar en varios artículos (unos cuantos, de hecho) lo complicada que puede ser la numismática del subcontinente indio, pero este hecho es precisamente lo que hace de ésta un objeto fascinante de estudio. Analizar cualquier moneda india de la Antigüedad o la Edad Media constituye un reto en sí mismo, y la de hoy no es una excepción. Su diseño, caracterizado por ese grado de esquematismo y abstracción propio de las monedas del sur de la India, es tan misterioso como el reino responsable de su emisión: los Chera de Kerala. 
Zona de influencia del reino Chera en los
ss. X-XI (fuente: wikipedia)

Pese a que por lo general el peso político, económico y cultural del subcontinente ha basculado alrededor de la llanura gangética y el valle del Indo en el norte, es innegable que el sur siempre logró mantener su propia idiosincrasia. Durante el primer milenio de nuestra era la cultura y religión del norte se fueron abriendo paso hacia la India meridional; así, los diferentes pueblos del sur fueron adoptando la religión hinduista y la  forma de organización social conocida como sistema de castas. El sánscrito también ganó en influencia, aunque el sur siempre mantuvo sus lenguas propias dravídicas como el telugu, el canarés y el tamil. Al mismo tiempo, los sistemas de organización político-administrativa propios de esta zona se caracterizaban por su alto grado de descentralización. Aunque se trataba de monarquías absolutas, se hacía necesaria una división del territorio en provincias, distritos y regiones que hicieran efectivas las políticas impositivas. En muchos casos los gobernadores de estas provincias consiguieron acaparar un considerable grado de poder, llegando a constituirse como señores feudales e incluso a rivalizar con el poder central. Es interesante comprobar que las unidades administrativas menores, los pueblos, contaban con una suerte de asambleas o concejos que no eran nombrados desde la capital, sino que se elegían localmente, y asumían responsabilidades en cuanto a obras públicas, justicia y templos.  


Las relaciones entre los reinos del sur de India, eso sí, fueron bastante tormentosas por la búsqueda de la hegemonía regional. En este sentido, las luchas entre reinos como Pandya, Pallava, Chola y Chalukya fueron constantes durante el primer periodo medieval. Aún así, conocieron una considerable prosperidad económica gracias al comercio exterior. Ya en los primeros años de nuestra era, infinidad de productos de diferente naturaleza (animales exóticos, objetos artísticos, especias) salían de los puertos de las costas del Mar Arábigo hacia el mayor cliente que se podía tener en occidente: el Imperio Romano. Al mismo tiempo, los comerciantes indios ponían su atención en el sudeste asiático, puerta hacia otro mercado tan inmenso como de difícil acceso: China. 


Anverso del kasu del reino Chera, con arco (izda.) y palmera (dcha.)

Los Chera no constituyeron un reino especialmente hegemónico como sí pudieron hacerlo los Chola o los Chalukya pero sí consiguieron consolidarse en la zona geográfica que hoy día ocupa el estado de Kerala y el oeste de Tamil Nadu. Chera aparece en la Historia en el ecuador del primer milenio antes de Cristo, momento en que se empiezan a tener datos históricos fiables del subcontinente, pero a partir del siglo II d.C. deja de ser un reino relevante, quedando a merced de sus belicosos vecinos. A comienzos del siglo IX vuelve a recuperar una cierta preponderancia en la zona de la mano de su líder Kulasekhara, que dio origen a una nueva línea dinástica que duró 300 años. 

Este segundo reino Chera estableció su capital en la ciudad de Mahodayapuram (hoy Kodungallur) e instituyó una organización administrativa muy descentralizada típica de los reinos del sur, con provincias y distritos liderados por jefes locales que actuaban como pequeños soberanos. Seguramente esta escasa cohesión, junto con la introducción del sistema de castas, aumentaron la vulnerabilidad de este reino frente a sus pujantes vecinos: los Chola y los Pandya. 

Reverso del kasu de cobre: altar con dos espadas cruzadas
flanqueado por lámparas


Aún así, los siglos IX-XII se consideran una época dorada en Kerala en cuanto a la constitución de una identidad cultural propia diferenciada de la cultura tamil dominante. Además, el comercio exterior mantuvo su dinamismo, proporcionando abundantes ingresos al reino Chera. No cabe duda de que los Chera fueron muy pródigos en la producción de moneda de oro, plata y cobre, aunque las referencias que he encontrado al respecto, al igual que con su Historia, resultan un poco difusas. La moneda que tengo el placer de compartir hoy es un kasu de cobre, de tamaño similar a un céntimo de euro (14 mm.) pero de considerable peso (4,65 grs.) dado su grosor. Reproduce en su anverso símbolos típicos de los Chera que pueden encontrarse en muchas variantes de sus monedas de cobre: un arco a la izquierda y una palmera a la derecha. El reverso muestra un objeto cuadrado que parece ser un altar con dos espadas cruzadas flanqueado por lámparas a los lados y esferas encima. 

A principios del siglo XII los reinos vecinos Pandya y Chola acabaron con la dinastía Kulasekhara, aunque los restos del reino Chera pudieron mantenerse en otros estados sucesores, cada vez de menor importancia. No obstante, es innegable que la herencia cultural Chera no pudo ser borrada, siendo sus monedas una buena prueba de ello. 


Embree, A.T. y WIlhelm, F. India: Historia del subcontinente desde las culturas del Indo hasta el comienzo del dominio inglés, Historia Universal Siglo XXI vol. 17 Madrid 1981
https://en.wikipedia.org/wiki/Chera_dynasty
http://tamilartsacademy.com/books/coins/chapter01.xml



2 comentarios:

  1. Apasionante,la cantidad de pueblos y culturas allí,y la diversidad de moneda es realmente increíble,gracias de nuevo,un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Teniendo en cuenta que India combina elementos autóctonos con influencias externas (griegas, persas, afganas y demás) sus monedas son un auténtico filón para los cazadores de curiosidades. Un saludo

      Eliminar

Translate