domingo, 15 de abril de 2018

EL BILLETE DE 0 EUROS

En varias ocasiones hemos podido comprobar que el dinero posee un valor que va más allá de lo meramente económico. Su uso extendido y su aceptación social hacen que la carga simbólica se acentúe y cobre importancia su papel comunicador. En este sentido, no puede resultar extraño que desde el mismo momento en que las autoridades se hicieran cargo de su emisión, éstas se dieran cuenta también de las posibilidades que ofrecía como elemento de cohesión de una determinada comunidad o como símbolo de la existencia de un poder efectivo sobre ella.

Billete de 0 euros de Segovia, reproduciendo su más famosa atracción turística
A la vez que instrumento de propaganda, el dinero siempre ha servido como transmisor de las tendencias artísticas de una sociedad. La aparición y posterior proliferación del papel moneda ha ampliado esta dimensión, ya que ofrece más posibilidades (y espacio) que las monedas. Tanto es así,que ha sido un elemento inspirador de numerosas iniciativas de carácter privado: hemos podido ver aquí mismo cómo ciertos billetes de fantasía pueden servir de lienzos en los que un artista da rienda suelta a su imaginación o casos en los que únicamente existe un afán de satisfacer las necesidades de los coleccionistas. Más recientemente, han aparecido propuestas a través de las cuales el dinero queda totalmente desprovisto de cualquier valor facial, dejando únicamente al descubierto su faceta simbólica. Es el caso del billete de 0 rupias, que tuvimos la oportunidad de tratar aquí hace algún tiempo, surgido de una iniciativa privada india de protesta contra la corrupción extendida. El billete de hoy también desnuda al dinero de su valor facial, pero con motivaciones completamente distintas, como veremos a continuación.

Si bien fue la ciudad de Kiel a mediados del pasado año la que popularizó las emisiones de 0 euros para promocionar su imagen (tras una campaña tan efectiva como un tanto engañosa, todo hay que decirlo), la idea original de los llamados "billetes turísticos" se encuentra en Francia, concretamente en la compañía Euro Banknote Memory de la que es responsable Richard Faille. Este empresario francés se dio cuenta desde joven que una buena forma de hacer dinero consistía precisamente en crearlo, de tal forma que en 1996 lanzó las llamadas "medallas souvenir" junto con la Casa de la Moneda de París y en 2015 decidió aventurarse en la emisión de un papel moneda puramente turístico. Ambas iniciativas tuvieron un éxito incuestionable, ya que cientos de localidades de interés turístico se sumaron a estas peculiares formas de promocionarse . 

Reverso del billete de 0 euros, común a todas las emisiones
El caso de los billetes turísticos, además, ha podido exportarse fuera de Francia. Para fabricarlos Euro Banknote Memory cuenta con la colaboración del prestigioso impresor de papel moneda Oberthur Fiduciaire. De esta forma, los billetes turísticos no son simplemente una imitación de billetes reales sino que dan la sensación de ser dinero real, ya que reúnen la mayor parte de sus características: papel moneda de fibra de algodón, medidas de seguridad tales como marcas de agua, holograma, hilo de seguridad  y relieves, así como un número de serie. Sus dimensiones (135 x 74 mm) son similares a las de los billetes de 20 € aunque no coinciden con la de ningún otro billete de curso legal, lo que dificulta que puedan introducirse (de forma accidental o intencionada) en un fajo. 

La firma del responsable
Reflejan un valor simbólico de 0 € y su estética es muy similar a los billetes de euro. De hecho, estas emisiones turísticas han sido autorizadas por el Banco Central Europeo, por lo que se da la curiosa circunstancia de que se trataría de billetes de curso legal aunque sin ningún valor facial. No obstante, un artículo de tal calidad sí debe tener un precio, en este caso, 2,50 €. Se venden por lo general en las oficinas de turismo y atracciones turísticas de las ciudades que secundan esta iniciativa, tanto en mostradores como a través de máquinas expendedoras destinadas a tal fin. También nos podemos hacer con ellos en numismáticas o portales de venta de internet, pero por un precio significativamente mayor. Además de Francia, es posible hoy día encontrar estos atractivos souvenirs en numerosas ciudades de países de Europa Occidental y Central como Alemania, Austria, Suiza, República Checa, Eslovaquia, Bélgica, Luxemburgo, Portugal y, cómo no, España. Como pequeño homenaje a la tierra de mi familia paterna, comparto aquí imágenes del billete de 0 euros de Segovia, ciudad Patrimonio de la Humanidad con total merecimiento. 


No he podido evitar establecer una comparación con el caso más similar que he podido encontrar, el billete de 0 rupias y es curioso constatar las enormes diferencias que existen entre ambos. Las 0 rupias surgieron de la sociedad civil india como protesta contra la corrupción a pequeña escala, y sus billetes, pese a su evidente similitud con los de curso legal, pueden ser descargados e impresos por cualquier persona que tenga acceso a un ordenador. Los billetes de 0 euros, por contra, son parte de una iniciativa empresarial, con un alto coste de producción, por lo que es lógico que se deba pagar un precio por ellos. Además, sus fines son turísticos y publicitarios mientras que las 0 rupias tienen una labor de protesta y concienciación. Eso si, si hay algo que reconocer a los indios en este caso es la coherencia, pues a diferencia de los 0 euros los billetes de 0 rupias sí son realmente gratuitos, haciendo honor así a su valor facial. 

http://www.euro-souvenir.fr/
http://www.lasprovincias.es/sociedad/mundo-viral/furor-billete-euros-20170629204409-nt.html
https://numismag.com/en/2017/06/25/zero-euro-banknote-creator-richard-faille-strikes-again/

8 comentarios:

  1. Respuestas
    1. ¡Muchas gracias! Por cierto, poco después de publicar esta entrada, encontré otro billete de 0 euros en el Bioparc de Valencia. ¡Atentos coleccionistas! Un saludo

      Eliminar
    2. www.eurosouvenir.es/la-coleccion aqui están catalogados todos los billetes españoles

      Eliminar
    3. Muchas gracias por tu aportación, un cordial saludo

      Eliminar
  2. excelente artiuclo y que interesante jose el mundo de los billetes, jeje me ha agradado eh? soy jonathan asesor finaciero de un blog https://finconsejo.es/ el cual aporto diariamente y pues buscando info acorde he dado contigo jose, enhorabuena!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Jonathan, un placer saludarte. Mi campo es el coleccionismo de numismática y notafilia, así que para cualquier cuestión relacionada podéis contar conmigo. Espero verte más por aquí, un saludo

      Eliminar

Translate