viernes, 15 de noviembre de 2013

NOTGELD AUSTRIACO

Pese a que el dinero de emergencia alemán o notgeld es el más conocido dentro de esta categoría por razones de sobra conocidas, es evidente que este tipo de dinero es mucho más general de lo que puede parecer. Diferentes conflictos bélicos (Primera Guerra Mundial, Guerra Civil Española o la Revolución Mejicana) han empujado a diferentes países a permitir la emisión de dinero local con el fin de mantener sus economías lo más a flote posible. En este sentido, Alemania no fue la única potencia contendiente que emitió este tipo de dinero durante y tras la I Guerra Mundial de 1914-1918, sino también su vecina y aliada Austria.

Normalmente se analiza el fin de la I Guerra Mundial y el llamado periodo de entreguerras con la derrota alemana como punto de referencia, y es que las duras condiciones impuestas al antiguo Reich crearon el caldo de cultivo para el empobrecimiento y el descontento social que acabó nutriendo a partidos extremistas de numerosos simpatizantes (con consecuencias devastadoras para los europeos y el mundo en general). Sin embargo, la desaparición de Austria-Hungría, el otro gran derrotado, suele pasar a un segundo plano.


Esto es paradójico, ya que, si bien Alemania fue severamente castigada, el Imperio Austro-Húngaro perdió enteramente su identidad plurinacional. El Tratado de Versalles certificó para Alemania la pérdida de algunos territorios así como sus colonias. Los tratados de St. Germain y Trianon supusieron el desguace absoluto de la llamada monarquía dual, pues no solo se independizó Hungría sino también Chequia y Eslovaquia (que formaron su propio estado) y los demás territorios fueron absorbidos por diferentes vecinos vencedores: Rumanía, Yugoslavia, Polonia e Italia. A esto hay que añadir el correspondiente pago de reparaciones, pues se consideraba a Austria como uno de los estados responsables del estallido de la guerra.  
 
Ante esta perspectiva, no sorprende que los gobiernos austriacos de la posguerra se encontraran con inmensos problemas económicos. No en vano, Austria perdió la inmensa mayor parte de su territorio, población y mercados, y debía ajustar sus sobredimensionadas estructuras administrativas y económicas a un estado mucho más reducido. Los años posteriores a la guerra fueron de gran inestabilidad política y económica: conflictividad social, paro e inflación acompañaron a esta joven república, que años más tarde buscaría refugio, como hicieron otros países de su entorno, en soluciones autoritarias.

De forma paralela a Alemania, durante la guerra hasta los primeros años de la década de 1920, Austria permitió las emisiones locales de dinero, por las razones que siempre motivan esta medida, resumidas en la escasez de moneda circulante. El dinero disponible se destina en su mayor parte al esfuerzo bélico y los particulares prefieren acumular moneda en tiempos de incertidumbre, sobre todo si es de metal precioso. Pese a que la puesta en marcha de dinero de emergencia no es la solución a todos los problemas, sí que es cierto que mantiene viva la economía local y el comercio, evitando mayores deterioros.

Reversos de dos notgeld
austriacos
El notgeld austriaco recuerda en gran medida al alemán, no obstante después de conseguir algún billete y llevar a cabo un poco de investigación es posible encontrar las siguientes diferencias (además, claro está, de la moneda utilizada, que en este caso son coronas divididas en heller). Primero, el notgeld austriaco no suele llevar número de serie. Segundo, los reversos austriacos suelen estar desprovistos de diseño, conteniendo únicamente una breve descripción acerca de la denominación del billete y de la entidad emisora. De esta manera hacen gala de una mayor funcionalidad, centrándose en su utilidad y dejando de lado aspectos más creativos. Tercero, aunque también destacan por su gran variedad, suelen predominar los paisajes, estampas de las ciudades donde son emitidos, y símbolos locales como la heráldica. Es bastante habitual también la utilización de un solo color, como podemos apreciar en las imágenes.

Como conclusión, creo que es posible afirmar, por mi propia experiencia y por la información a la que he tenido acceso, que las emisiones notgeld austriacas son menos variadas que las alemanas. Pero en ningún caso menos interesantes.

Para más información sobre la historia de Austria y sus emisiones de emergencia, os dejo estos enlaces:



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Translate