martes, 24 de agosto de 2021

LOS CERVANTINOS DE PERÚ

Mapa de Perú por departamentos
Loreto se encuentra al noreste, en 
plena Amazonia (fuente: Wikipedia)
Resulta sorprendente, con el tiempo que llevo publicando entradas, que apenas haya reservado un espacio a Perú, un país clave para comprender la numismática de la Edad Moderna, ya que de sus cecas salieron piezas de plata que circularon literalmente por todo el mundo, desde las toscas macuquinas hasta los imponentes columnarios. Ahora que se cumple el bicentenario de su independencia (o, mejor dicho, su proclamación porque la independencia efectiva tardó unos pocos años en conseguirse) tengo el placer de presentar hoy un billete de emergencia de hace exactamente 100 años, todo un notgeld hispanoamericano emitido, eso sí, en circunstancias muy diferentes a la de sus coetáneos alemanes pero con un origen común: la falta de circulante oficial. 

Al igual que había sucedido en época colonial, la abundancia de materias primas en el continente americano fue durante los siglos XIX y XX un factor para el desarrollo económico de las repúblicas surgidas tras los procesos de independencia así como una oportunidad para inversores extranjeros. El departamento de Loreto al noreste de Perú fue un buen ejemplo de ello. Situado en plena Amazonia la explotación del caucho durante la segunda mitad del siglo XIX trajo consigo un boom económico que reportó innumerables ingresos a las arcas peruanas. Al mismo tiempo, y dada su lejanía geográfica con Lima, se desarrolló entre su población una suerte de "espíritu de frontera", es decir, un sentimiento de autosuficiencia con respecto a un estado central preocupado principalmente de los beneficios económicos que esta remota región podía reportar. Algo que vendría a demostrar que los nacionalismos periféricos suelen tener más éxito en aquellas zonas en las que el progreso económico se traduce en oportunidades políticas, como bien podemos comprobar en España. 

Tras su independencia, y a diferencia de otros países de su entorno, Perú se caracterizaba por constituir un estado fuertemente centralizado. Aunque el departamento de Loreto ya había protagonizado conflictos con la capital por este hecho, demandando una mayor autonomía o incluso el establecimiento de un estado federal, fue tras la Primera Guerra Mundial cuando todas las tensiones salieron a relucir. El hundimiento de las exportaciones de caucho después de finalizar la guerra en Europa y la competencia con productores emergentes como Ceylán llevaron a Loreto a la depresión económica, y por tanto a una mayor dependencia de Lima. El estado peruano no solo desatendió esta parte del país, retrasándose de forma injustificada en las transferencias de fondos, sino que además mantenía una negociación con Colombia para la cesión de una parte del norte de ese territorio, el llamado "trapecio de Leticia", de nada menos que 100.000 Km2 de extensión. 

De esta manera, ante lo que consideraban una inaceptable dejación de funciones y una afrenta a los habitantes de Loreto, el ejército se sublevó contra el gobierno peruano en Iquitos en Agosto de 1921. El líder de esta revuelta fue el capitán Guillermo Cervantes, que encontró apoyo entre la población y las élites locales para la constitución de Loreto como un estado federal, a la manera de los Estados Unidos o México, sin renunciar en ningún caso a la nacionalidad peruana. 

Entre las primeras medidas que tomaron las nuevas autoridades loretanas destacaron la ejecución de pagos pendientes como sueldos de funcionarios y militares y la puesta en circulación de dinero entre la población local, acciones que atrajeron apoyos a la rebelión. Además de apropiarse de 23.000 libras esterlinas de la sucursal del Bank of London, emitieron un total de 20.000 libras peruanas (la unidad monetaria equivalente al soberano de oro británico) en cheques provisionales como el que aparece en las imágenes. 


Se trata de unos atractivos vales, apodados cervantinos o cervanteros, que únicamente difieren en los colores ya que el diseño para los billetes de soles es idéntico, con la imagen de un indígena en el anverso y una alegoría femenina de la Justicia en el reverso. Los billetes de bajo valor facial (10, 20 y 50 centavos) llevan simplemente un resello impreso indicativo de este valor. Se emitieron también cheques en libras peruanas por valor de 1/2, 1 y 5 libras, con diseños más variados como podemos ver en el siguiente enlace:  
https://www.peruvianbanknotes.com/cervanteros. Es notoria la firma de Guillermo Cervantes en la parte inferior de los cheques. 

Pese a todo, muchos comerciantes se negaron a aceptar estos vales, ya que consideraban que no contaban con el necesario respaldo financiero. La marina, un sector clave en las comunicaciones fluviales de Loreto, tampoco apoyó esta insurrección, algo que sería clave en los meses siguientes al estallido del conflicto. El gobierno de Lima cerró la frontera con Brasil estableciendo un férreo boqueo que desabastecía a los rebeldes de recursos, mientras penetraba con sus embarcaciones a través del Amazonas con el permiso de las autoridades brasileñas llegando a los ríos Ucayali y Huallaga en Perú, desde donde infligió severas derrotas a los sublevados a principios de 1922. 

Firma de Guillermo Cervantes

De esta forma terminó uno de los principales intentos de convertir este departamento amazónico en estado federado. Poco se sabe, no obstante, de la vida de Guillermo Cervantes tras este traumático episodio: unos piensan que murió exiliado en Ecuador en 1933 y otros sostienen que lo hizo perdido en el Amazonas en el marco del conflicto territorial por Leticia entre Colombia y Perú en 1932-33. Sea como fuere, su legado en esta zona de Perú, al menos en el plano numismático, resulta indiscutible. 


https://www.revistaideele.com/2021/02/24/el-otro-centenario-la-sublevacion-federalista-de-iquitos-de-1921/

https://proycontra.com.pe/el-calor-y-la-furia-de-la-revolucion-federal-de-loreto/

http://arqueohistoria.blogspot.com/2008/04/1922-revolucion-en-la-selva.html

2 comentarios:

  1. Muy interesante el apunte histórico José Ramón, saludos cordiales

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Adolfo. No suelo fijarme en los aniversarios, al menos en este blog, pero casualmente he encontrado este dinero exactamente 100 años después de su emisión. No es algo que me ocurre a menudo :) un saludo

      Eliminar

Translate