sábado, 16 de junio de 2018

RESELLOS CHINOS

Ilustración de un lingote de plata utilizado en China
con contramarca (Early World Coins, R. Tye)
Como bien sabemos, los acontecimientos históricos del mundo chino tuvieron una evolución independiente de Occidente hasta bien entrada la época contemporánea. Pese a la expansión de las potencias europeas (especialmente Gran Bretaña, Holanda y Portugal) por el continente asiático, China consiguió mantener su soberanía en una relación comercial que claramente le favorecía, pues productos como seda, jade, porcelana o té eran muy valorados por los europeos. Los chinos, sin embargo, solo requerían un producto de Europa, pero de capital importancia: la plata.


Ya hemos comprobado que la historia monetaria de China difiere mucho de la occidental también. Por lo general, las moneda china se basaba en el valor intrínseco del cobre, aunque en muchas ocasiones tendría un alto componente fiduciario, en el que no importaba tanto su valor intrínseco como el valor facial que le conferían las autoridades. En este sentido, los chinos se adelantaron a los occidentales siglos, como demuestra su emisión de billetes en plena Edad Media. Es habitual comprobar cómo en épocas de apogeo de una dinastía en el poder se emitían grandes cantidades de moneda (en los miles de millones de piezas anuales en algunos momentos) con su peso correspondiente mientras que en los momentos de decadencia esta emisión descendía notablemente o se interrumpía, viéndose afectado además su valor intrínseco.

Reverso de real de a ocho de 1803 con resellos chinos y otras marcas de punzón

El problema de esta dependencia tan alta del cobre es que era difícil de sostener, pues creaba considerables complicaciones a la hora de realizar grandes transacciones. No siempre era posible ni deseable el transporte de ingentes cantidades de monedas de cobre, aunque éstas fueran agrupadas en manojos de mil unidades. Durante la Edad Media se buscaron diferentes fórmulas privadas para dar solución a estos problemas, principalmente el papel moneda y los lingotes de plata. El papel moneda, usado durante siglos, cayó en un total desprestigio durante la época Ming (1368-1644) tras sucesivas devaluaciones. Solo los lingotes de plata ofrecieron a banqueros y comerciantes un valor seguro para sus transacciones y refugio en épocas de inestabilidad. 

Por lo general los poderes públicos no intervinieron en su producción y circulación, limitándose a ser espectadores pasivos. A partir de la segunda mitad del siglo XV el uso de la plata fue tan generalizado que durante el siglo siguiente se llevaron a cabo reformas fiscales que consagraban el pago de impuestos en plata. El mayor problema para China consistía en producir las cantidades de plata suficientes para satisfacer su demanda interna, y ahí es donde entraba occidente. Más concretamente España, que gracias al descubrimiento de América pudo convertirse en proveedora mundial de este metal. 

Anverso de la moneda de 8 reales. El busto de Carlos IV presenta también unas cuantas marcas

Los lingotes de plata chinos, al ser producidos de forma privada, mostraban una gran variedad de tamaños, formas y calidad, aunque por lo general se ceñían a una ley de 935 milésimas. Al no estar respaldados por el estado, empleados de las corporaciones comerciales o de banqueros verificaban su peso y ley y contramarcando el lingote mediante la técnica del punzonado. A partir de finales del XVI, a través de la base comercial de Filipinas, serían las monedas de plata españolas producidas en las colonias americanas las que entraran de forma masiva en China para circular junto con los lingotes y las milenarias monedas cash. 
En el centro se aprecia el carácter
yuan (元), arriba a la derecha dà (大)
y debajo una perforación

Los resellos chinos  que podemos ver en las monedas de 8 reales españolas son, como nos podemos imaginar, de una variedad inmensa lo que les hace difícil de clasificar. Suele tratarse de caracteres con algún tipo de significado, pero es muy habitual encontrarse con simples perforaciones o surcos para controlar la calidad de la plata o símbolos decorativos, algo muy habitual en la numismática china: estrellas, soles, medias lunas o flores. Cuando se trata de caracteres, estos hacen referencia a nombres de localidades, nombres de empresas, apellidos de los comerciantes, estado de la plata, adjetivos honoríficos, representaciones distintas del concepto de dinero, o numerales. Es habitual encontrar en muchas monedas de plata el carácter yuan (元) que, además de significar "primero" o "bueno" es un apellido bastante común. Un carácter muy común también, aunque por razones diferentes, es zhèng (正) que significa "correcto", "justo" o "puro" y se utiliza para confirmar la idoneidad de las piezas. 

Se puede distinguir el
carácter shan  (山) arriba
a la derecha y el numeral 6
(六) debajo a la izquierda
En la moneda de las imágenes, consistente en un real de a ocho de Carlos IV de 1803 acuñada en Potosí (Bolivia) he podido identificar en el reverso, además del carácter yuan (元), el carácter dà (大) que significa "grande" así como algunas perforaciones y surcos. En el anverso puede apreciarse con bastante claridad los caracteres shan (山) que significa "montaña", el numeral correspondiente a 6 (六) y otros inacabados o que no logro leer, así como marcas parecidas a asteriscos y un círculo casi perfecto en la parte inferior del busto. 

Una buena prueba sin duda de la importancia que llegó a tener la moneda de plata española en el comercio mundial, especialmente en un lugar tan difícilmente accesible como China así como de su calidad, minuciosamente comprobada por los hombres de negocios chinos. Y para mí, personalmente, un acicate para hacerme con un real de a ocho, pues hasta la fecha no tenía ninguno. 

China y los resellos de monedas españolas por José Antonio de la Fuente 

La Moneda China de la Dinastía Ming, por José Ramón Vicente Echagüe

Early World Coins & Early Weight Standards, by Robert Tye, published by Early World Coins, York 2009

2 comentarios:

  1. Excelente,ade ade de aprender ideogramas, también es impactante el hecho de que en plena edad media también se utilizasen billetes, verdaderamente estaban un paso por delante y muy curioso también el tema de la plata como valor refugio en aquella época, nuevamente muchas gracias por estos posts,ilustrativos un cordial saludo José Ramón

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. GRacias a tí, Adolfo. No solo se adelantaron en el uso de billetes, sino también en los vicios que acompañan ese uso, como la hiperinflación. Una vez que empiezas a estudiar la historia del mundo chino, no puedes dejar de leer. Recibe un cordial saludo,

      Eliminar

Translate