lunes, 9 de abril de 2012

LOS BILLETES NOTGELD

Vista de Stuttgart en un billete de 50 pfennig de 1921

Hoy quiero comentar acerca de unos billetes que no pueden faltar en ninguna colección de curiosidades numismáticas que se precie. Se trata de los billetes notgeld (en alemán, dinero de emergencia) emitidos principalmente en Alemania durante la Primera Guerra Mundial (1914-1918) y en los primeros años del llamado período de entreguerras.
Al igual que el caso que comentábamos recientemente de las monedas de cartón producidas durante la Guerra Civil Española (http://curiosidadesnumismaticas.blogspot.com.es/2012/03/monedas-de-carton.html), el efecto del conflicto bélico europeo sobre la economía alemana no se hizo esperar. Al poco tiempo de comenzar la guerra, la escasez de moneda circulante fue notoria, debido a dos razones principalmente: la dedicación de la mayor parte de los recursos económicos al esfuerzo bélico y el atesoramiento de monedas por parte de la población. Se cumple así la llamada “Ley de Gresham” según la cual si existen dos tipos de moneda circulante, la moneda “mala” (de menor valor intrínseco como certificados, emisiones locales o sellos-moneda) expulsará del proceso circulatorio a la moneda “buena”, es decir, la que tiene mayor contenido de metal fino, ya que la población tenderá a atesorar esta última en momentos de gran incertidumbre (http://www.eco-finanzas.com/diccionario/L/LEY_DE_GRESHAM.htm)
Al contemplar esta serie de 1921, ¿cómo no 
recordar las antiguas viñetas del TBO?
Así pues, durante la Primera Guerra Mundial el Reichsbank autorizó a los municipios la emisión de dinero de emergencia para hacer frente a la escasez de moneda en circulación. No es nada nuevo, puesto que esta solución ya se había puesto en práctica en otros muchos contextos. Lo que caracteriza al dinero notgeld es básicamente su belleza y colorido, así como su infinita variedad. Al tratarse  de billetes locales, los emisores no se sintieron constreñidos por las regulaciones oficiales acerca del diseño de papel moneda. De esta forma, encontramos infinidad de billetes notgeld que representan edificios emblemáticos de un pueblo o ciudad, su entorno natural, elementos clave de su economía (industria, agricultura), o simplemente escenas cotidianas, algunas incluso con tono sarcástico o humorístico.
La emisión de este dinero era aprobada por el ayuntamiento correspondiente y los billetes eran firmados por la autoridad (el burgermeister o el magistrat), y por lo general eran aceptados únicamente en sus respectivos municipios. Se emitieron casi siempre en papel, pero son conocidas las emisiones en seda, cuero, e incluso en naipes. Y no solo fueron emitidos por las municipalidades: también empresas públicas y privadas y cajas de ahorros se sumaron a la iniciativa. 
Alusión a la industria del calzado de la ciudad
La hiperinflación que sufrió Alemania a partir de 1922-23 terminó con la emisión de notgeld, pero no con su atractivo para el coleccionismo. Hoy en día, y desde hace mucho tiempo, constituyen un dinero altamente coleccionable por su variedad e interés. Tal y como lo describió recientemente un numismático conocido mío, “es lo más parecido a coleccionar cromos”.
No me gusta agobiar a mis escasos lectores con imágenes, pero creo que esta ocasión merece incluir unas pocas más que de costumbre. Y si algún lector alemán (tengo pocos, pero sé que estáis ahí) quiere echarme una mano en lo que al idioma se refiere, se agradecerán sus comentarios y aportaciones.

Para más información, la mejor página que he encontrado es ésta:  http://notgeld.com/














12 comentarios:

  1. Este dinerín es, sin dudas, mi favorito.
    Con estos billetitos tan bonitos unos y graciosos otros, ahorra cualquiera.
    ¡Gracias! ¡Cuéntanos más cositas! Y, sobre todo, sigue contextualizando como lo haces, porque ayudas a comprender y a interesarnos a todos un poco (o un mucho) más por la historia.
    Tu compi de trabajo ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jejejeje gracias por el comentario, no sé qué haría yo sin tí...la verdad es que si no me equivoco estos billetes se coleccionaban incluso durante el breve tiempo en que circularon. No me extrañaría que muchos se emitieran más para el coleccionismo que para su uso habitual.
      Moltes besets, y no dejes de leerme ;)

      Eliminar
    2. Hola buenos días, soy coleccionista de monedas y billetes en especial de España.
      Recientemente me he echo con 1440 billetes notgeld de Alemania y Austria (la mayoría). El caso es que he separado los repetidos y tengo sin repetir entorno a 80 alemanes y 900 de Austria.
      Soy absolutamente profano en el tema. Necesitaría ayuda
      Gracias

      Eliminar
    3. Buenas tardes, en primer lugar felicidades por tu adquisición, cuentas ahora con una de las colecciones de billetes más bonitas e interesantes que un particular puede tener. Sobre los notgeld he publicado varias entradas (algunas con artículos tan curiosos como los billetes de tela o los billetes reciclados), la última de ellas fue precisamente acerca de los notgeld austriacos el pasado 15 de Noviembre. La página web que facilito en esta entrada (http://notgeld.com/) es muy completa y es prácticamente mi única referencia con respecto a estos billetes, no obstante se refiere casi exclusivamente a las emisiones alemanas. Si tienes alguna duda/pregunta en concreto puedes contactar conmigo directamente usando mi dirección de email jrvechague@gmail.com para ver si te puedo contestar directamente o buscarte más referencias. Recibe un cordial saludo,

      Eliminar
  2. Muy buena información. Gracias

    ResponderEliminar
  3. Personalmente me gustan porque además de ser bonitos muchos de ellos son de localidades que ahora pertenecen a Dinamarca, Bélgica, Polonia, Francia, Rusia, Checoslovaquia y no sé si me dejo algún que otro país. Cuando se emitieron abarcaban territorios de la actual Rusia, estonia, Francia (Alsacia y Lorena) Checoslovaquia, Dinamarca, Bélgica (Eupen, Malmedy)y Polonia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy buena observación. Durante la guerra Alemania era considerablemente más grande que en la actualidad, pues ocupaba regiones que hoy en día son francesas, checas o polacas así como una gran parte de la costa del Báltico. Ciudades importantes como Konigsberg, en la actualidad Kaliningrado, son hoy en día rusas. Además, después de la guerra se emitieron notgeld en Austria y si no me equivoco en Polonia. Otro día dedicaré una entrada a estas emisiones. Gracias por tu comentario, recibe un cordial saludo

      Eliminar
  4. Saludos. Soy coleccionista de billetes y tengo una pequeña sección de notgeld, queriendo ampliar quisiera que me indicará un catálogo apropiado a su entender. Gracias anticipadas y felicidades por su blog

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, para mí uno ideal para principiantes de coleccionistas de notgeld es "World Notgeld 1914-1947 A guide and checklist" de Courtney L. Coffing, que se puede adquirir en CD. Vienen además otros ejemplos de emisiones locaqles, como las de Francia durante la Primera Guerra Mundial o las de Eepaña de la Guerra Civil. Recibe un cordial saludo,

      Eliminar

Translate